Mercedes Fernández defiende la iniciativa del PP para tener deducciones fiscales por nacimiento, que toda la izquierda en bloque tumba, un rechazo que la presidenta atribuye a que el dinero de los asturianos se destina a pagar los pufos socialistas

La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, defendió hoy, en el Pleno de la Junta General, la iniciativa legislativa del PP para aprobar deducciones fiscales en Asturias por nacimientos, de entre 600 y 720 euros.

“Asturias sufre un drama demográfico, y necesitamos niños y niñas de forma imperiosa, pero el PSOE da también la espalda a la natalidad en la región”, destacó durante el debate parlamentario.

Mercedes Fernández afirmó que el PP se ha visto obligado a presentar la iniciativa “ante un Gobierno inoperante también en el necesario rejuvenecimiento de Asturias, porque solo se dedica a presentar un elenco de papeles sucesivos, pero sin ninguna realización práctica”.

La presidenta recordó que desde “el pésimo modelo de financiación autonómica de Zapatero”, las comunidades autónomas tienen capacidad sobre el 40 por ciento de lo recaudado en el IRPF.

La líder del PP denunció que el Gobierno socialista “tiene una política fiscal desastrosa, porque cuesta trabajo imaginar una sucesión de errores igual”.

La desastrosa política fiscal de los socialistas

“Las políticas fiscales no son la panacea que todo lo resuelven, pero sí son importantes en una región castigada por el desempleo y la marcha de jóvenes”, indicó.

Mercedes Fernández subrayó que Asturias merece tener una fiscalidad “justa y con equidad, para no exprimir como limones a las familias y a las clases medias, porque no dan para más”.

La presidenta censuró el contenido del plan demográfico presentado por el Principado, “con cantidades fastuosas que causan sonrojo a quienes saben que no pasan del papel, porque no hay ningún soporte presupuestario y este Gobierno socialista nunca hace nada; está ausente de la vida de la gente”.

Cherines afirmó que casi todas las comunidades autónomas tienen deducciones fiscales por hijo, mientras que en Asturias se limitan a los partos múltiples y a las adopciones internacionales. “No vale adoptar en Laviana, hay que ir a Cracovia”, apuntó.

Mercedes Fernández recordó que Asturias tiene una evolución de la población mucho peor que la media nacional, y citó que el año pasado fallecieron 13.200 asturianos y nacieron solo 6.300.

Y como respuesta, el Ejecutivo asturiano plantea una ayuda por el segundo hijo, “cuando lo que necesitamos es el primero”.

Toda la izquierda en bloque, PSOE, Podemos e IU, se unió para tumbar la iniciativa, lo que la presidenta atribuyó a “los pufos socialistas que paralizan esta región, como Sogepsa o Zalia; el dinero para las familias y las clases medias se dedica a pagar los pufos del arecismo”.

La líder del PP remarcó que el PSOE “está seco de iniciativa, paralizados por 30 años de socialismo ineficaz, con la despensa seca de ideas, y el PP sí defiende que hay que hacer cosas y comprometerse con Asturias y los asturianos”.

“Ante un Gobierno paralizado, el Parlamento debe tomar la iniciativa para ayudar a las familias y poner fin al desastre de la política fiscal socialista, eliminando también el injusto Impuesto de Sucesiones”, concluyó.