El portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular, Carlos Suárez, ante el anuncio de que el Gobierno del Principado se plantea el establecimiento del sistema de subastas de medicamentos en Asturias, alerta que “basar el sistema sólo en el precio produce más inconvenientes que ventajas, sobre todo a los pacientes, y puede causar desabastecimiento de algunos fármacos”.

El mecanismo, explicó el parlamentario popular en su pregunta al consejero ante el Pleno de la Junta General, consiste en sacar a subasta todos los medicamentos que se sirven en las farmacias y que son  prescritos por receta médica, “de tal forma que los medicamentos que ahora se sirven como genéricos, con un precio fijado previamente, lo serán con un precio fijado mediante subasta”.

“Este sistema, que no es bueno ni malo en sí mismo, tiene aspectos polémicos”, continúa Suárez, “por lo que creemos que debe orientarse dentro de un pacto por la sanidad a nivel nacional, con la incorporación de todos los sectores implicados, la administración, la industria, las farmacias y los usuarios”.

De no hacerlo así podrían aparecer disfunciones, “como el problema de los desabastecimientos”, apuntó Suárez al titular socialista de Sanidad. “La compañía ganadora de la subasta se compromete a que todas las farmacias tendrán a disposición de los pacientes el fármaco en cuestión en cualquier momento y en cualquier lugar, pero hasta el momento la única experiencia que tenemos es en Andalucía, y allí actualmente hay 158 productos con problemas, un 30 por ciento”, advierte.

“El problema para las farmacias locales es asimismo un asunto serio, porque son las que salvan la cara de la administración ante el ciudadano mientras también sufren el deficiente servicio de las compañías, pero al final es el paciente el que acaba pagando los efectos”, finalizó el diputado.