Declaraciones de Teresa Mallada:

La decisión adoptada por el magistrado del TSJA no ha sido una sorpresa para mí. No esperaba un desenlace distinto. Desde el inicio de este proceso he defendido la legalidad de mi actuación en el Pleno del Ayuntamiento de Aller. Que es lo único que se cuestionaba aquí. Mi voto y el de mis compañeros de corporación a favor de la cesión de unos terrenos para la construcción de un geriátrico que da empleo a más de 100 vecinos en Felechosa.

Este auto echa por tierra la intención de determinados políticos y miembros de asociaciones anticorrupción que se encuentran absolutamente cuestionadas por el proceder de sus responsables, que se han pasado meses empeñados en cuestionar mi profesionalidad y mi honor.

El auto del juez es muy evidente, en repetidas ocasiones, señala que no hay ni el más mínimo indicio y por eso dicta sobreseimiento libre a pesar del empeño del fiscal. Dice que las actuaciones de la Corporación en ningún caso se pueden incluir en lo que se está enjuiciando en el denominado Caso Hulla.

En este aspecto, quiero explicar nuevamente tres cuestiones:

-El apoyo a la cesión contó con el respaldo unánime de todo el Pleno.

-El voto favorable del Grupo Municipal del PP en Aller no era decisivo para que la cesión saliera adelante.

-Votamos a favor porque estábamos asesorados jurídicamente de que esa cesión podía realizarse y porque era un buen proyecto para nuestro concejo. Algo que hoy es una realidad porque es la empresa que más empleos genera en el municipio.

Es lo que he mantenido siempre y lo que hoy el juez refrenda en su auto.

En lo personal, he de reconocer que este proceso y la repercusión mediática que le han acompañado no han sido obviamente, plato de buen gusto. Es cierto que los que ejercemos la actividad política siempre estamos más expuestos a la lupa mediática y lo acepto. Pero entiendan que algunas informaciones fueron muy desagradables para mí y especialmente para mi familia.

Nunca tuve dudas de que finalmente todo se aclararía y por eso, esta piedra en el camino, no ha evitado que durante estos meses yo me dedicara a la labor para la que me eligieron los asturianos, trabajar por nuestra región representado al Partido Popular.

Siempre he contado con el respaldo de mis compañeros, tanto de Asturias como de la Dirección Nacional y hoy les agradezco públicamente este apoyo.

Ahora nos toca seguir trabajando para no defraudar la confianza de nuestros votantes. Mi compromiso siempre ha sido y es con los asturianos, porque siempre he entendido la Política como vocación de servicio público.