El PP exige al gobierno asturiano que se implique, medie y busque una solución que permita que Asturiana de Laminados (Asla) no lleve su proyecto de inversión a León, para que los cien puestos de trabajo directos que prevé generar se queden en la región.

El precio del metro cuadrado de suelo industrial ofertado por la empresa pública Hunosa para levantar la nueva planta en la cuenca minera y el ofrecido por Castilla y León, mucho más barato, se encuentra en el origen de la polémica.

"Hay riesgo de que se vaya a León y queremos que el Gobierno asturiano medie ante Hunosa y el grupo empresarial para que una inversión que supone crear más de 100 puestos no se vaya", señala el diputado del PP en la Junta General José Agustín Cuervas-Mons, que ha adelantado que su grupo presentará una iniciativa parlamentaria en ese sentido.

En su opinión, el Ejecutivo asturiano dispone de medios "más que de sobra" para mediar y cuenta también con instrumentos como el Instituto de Desarrollo Económico del Principado (Idepa) con líneas de ayudas y servicios de orientación a los que puede recurrir.

Para el parlamentario popular, "suena a chiste" que un proyecto empresarial así pueda irse a otra comunidad por el suelo industrial cuando el Gobierno de Asturias tiene miles de metros cuadrados sin vender en polígonos ya terminados y en algunos sin acabar.