El diputado regional del Partido Popular David González Medina rechaza de forma tajante la pretensión del Gobierno regional socialista de convertir el asturiano en lengua vehicular de la enseñanza, es decir, que se impartan asignaturas en bable, al resaltar que sería una medida ilegal al no ser una lengua oficial. "No cuentan con apoyo social, no utilicen la lengua para separar", exigió al consejero en su debate parlamentario.

Medina recordó que todos los pasos que se han dado a favor del asturiano se han hecho gracias a una ley aprobada en 1998 por un Gobierno del PP. "Nosotros queremos que se aplique en sus términos, y si quieren cambiar esa ley, háganlo de frente trayéndolo al Parlamento, no de tapadillo porque saben que no tienen apoyo de esta Cámara", sentenció.

“El Consejero debería conocer el contenido de la ley de Promoción y Protección, pero parece que lo ignora”, y señaló que la citada ley dice en su articulo 10 que el Principado garantizará la enseñanza del bable-asturiano en todos los niveles, respetando la voluntariedad de su aprendizaje.

El diputado popular indicó que el PP ya criticó en su día que se imponga a todos los alumnos de Primaria que la alternativa al bable sea la cultura asturiana: “Apostamos porque la alternativa sean las nuevas tecnologías y un segundo idioma extranjero”.

“Frente a la imposición del Gobierno socialista, libertad de elección para las familias”, resumió.

David González Medina destacó que la intención del PSOE de convertir una lengua que no es oficial en vehicular de la enseñanza en Asturias “es una osadía, una irresponsabilidad y un incumplimiento de la normativa que rige el sistema educativo nacional y asturiano”.

“El bable no es una lengua cooficial, y si se quiere profundizar en su protección y promoción, adelante, contarán con nuestro apoyo, pero rechazamos debates encubiertos para intentar una cooficialidad que no se atreven a decir abiertamente; que lo digan a la cara, pero que no vulneren y se salten la ley continuamente porque no se atreven a plantear abiertamente algo que no quieren los asturianos”, resaltó.

El portavoz popular de Educación expresó que para que una lengua sea oficial lo primero que tiene que reunir es la demanda ciudadana, y la demanda de los asturianos sobre el bable es mínima, ínfima, y por ello no se puede imponer una lengua como vehicular cuando no es oficial, "no hay demanda por los asturianos, las familias y los alumnos y vulnera el Estatuto de Autonomía”.

El parlamentario popular señaló que, al tratarse de un asunto de gran gravedad, quien en realidad debe pronunciarse es Javier Fernández, para aclarar si está de acuerdo con que el asturiano sea una lengua oficial y vehicular del sistema educativo y si está de acuerdo en que no se cumpla el Estatuto.

“Promoción y protección del asturiano, sí, imposición, no”, remarcó, para apuntar que el anunció del Gobierno regional supone un ”guiño a sectores radicales que quieren cosas que no quieren los asturianos”.