El diputado regional del Partido Popular David González Medina, portavoz de Educación, acusó hoy a los socialistas de aceptar el chantaje impuesto por la extrema izquierda de Podemos para impedir que en la Universidad de Oviedo se implante el grado de Gastronomía.

Medina señaló que este rechazo responde únicamente a criterios ideológicos “rancios y trasnochados”, por tratarse de una iniciativa privada. “El colmo de la sinrazón es que no costaría ni un euro al bolsillo de los asturianos ni a la Universidad”, subrayó.

El diputado popular incidió en que “no se puede implantar un grado con futuro y demanda, reconocido a nivel académico, profesional y económico, porque una ideología rancia dice que no puede haber títulos privados en Asturias”.

González Medina destacó que el grado de Gastronomía cuenta con el apoyo unánime de la patronal del turismo y de la hostelería, y de las grandes figuras de la cocina asturiana, además de impartirse ya con éxito en otras comunidades autónomas.

Tras el chantaje de Podemos en la negociación presupuestaria, el consejero socialista de Educación “se dedicó a amenazar a la Universidad, de muy malos modos, para que el grado no se implante en Asturias”.

“¿Es éste el futuro que queremos para Asturias? Público o no público, lo que hay es que mejorar la excelencia de la Universidad de Oviedo y su oferta académica”, se preguntó el parlamentario popular.

Medina reafirmó el apoyo del PP al grado de Gastronomía, “porque mejoraría nuestra oferta económica y la situación económica, y no entra en cabeza humana que nos neguemos a implantarla por una izquierda que quiere seguir secuestrando Asturias y robándole oportunidades para implantar su ideología”.

El portavoz popular de Educación que el de Gastronomía no es el único caso que se sufre en la Universidad de Oviedo en los últimos años, como los grados de Organización Industrial, Ingeniería de Datos o Deportes  

A este respecto, David González Medina señaló que “una de las principales desgracias y dramas de Asturias es la huida de jóvenes, 4.000 cada año, por la falta de oportunidades en la región”.

Y apuntó dos grandes causas: la falta de empleos tras 30 años de gobierno socialista “que ha asolado y desolado la región”, y la falta de titulaciones universitarias, de grados y másteres, que hace que muchos jóvenes se vayan a otras universidades españolas para poder estudiar.