El valor singular del conjunto histórico de olloniego "queda fuera de toda duda" y, al ser declarado bien de interés cultural, cualquier actuación que se lleve a cabo en el mismo debe tener autorización expresa de la Consejería de Educación y Cultura y el visto bueno del Consejo de Patrimonio. Pues bien, "eso no ha sucedido hasta ahora", denunció en el Parlamento asturiano el diputado regional del PP Pedro de Rueda, pese a que "el ayuntamiento de Oviedo, a través de una escuela taller, está ejecutando desde mediados de diciembre obras en el entorno del conjunto histórico de Olloniego.

Aún así, reprobó De Rueda, "el Principado ha anunciado que no paralizará" las obras, parece ser que "para evitar roces" con el ayuntamiento ovetense. Ante esta postura, el portavoz del PP en Turismo, Cultura y Deportes instó al consejo de gobierno a adoptar las medidas pertinentes para la protección de este conjunto histórico, a exigir informes expresos y a garantizar las preceptivas autorizaciones "previas". 

"Tienen un problema global con la aplicación de la ley. Si se hacen obras en la catedral de Oviedo hacen caer todo el peso de la ley y si el quien interviene es un alcalde de su partido la autorización es previa...o no. Y, en caso de sanción, lo dejan pasar hasta que el expediente caduca",. espetó De Rueda. "Cumpla con su deber, defienda nuestro patrimonio y ejerza su función de tutela sobre Olloniego, en lugar de mirar para otro lado y diculpar los incumplimientos", remarcó.

Pedro de Rueda no sólo se interesó sobre el conjunto histórico de Olloniego. También llevó al debate plenario de la Junta General del Principado la actual situación de la capilla de la Cadellada, en terrenos del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), y que alberga un impresionante mural firmado por Paulino Vicente. De Rueda reclamó al consejero de Cultura “medidas urgentes para evitar el deterioro que sufre la obra”, previas a la cesión de este inmueble a la ciudad.

“Hace un año nos interesamos por esta cuestión, y ya entonces el consejero de Sanidad dijo que no tenía inconveniente en plantearlo”, recordó el diputado del PP, subrayando que la totalidad del Pleno del Ayuntamiento de la capital asturiana “instó a la Consejería a conservar el templo, catalogado, y el mural”.

El diputado hizo partícipe al consejero del grave deterioro de esta importante obra, y apuntó a las “15.000 firmas que las asociaciones vecinales han recogido a favor de su restauración”.  “Mientras el Partido Popular tratar de encontrar una solución, quienes tienen la capacidad de hacer algo, que son ustedes, no hacen nada”. “No puede ser que hayan tardado un año en reunirse para tratar este asunto, ¿han solicitado ya algún tipo de informe o de presupuesto sobre el coste de la restauración?”, se preguntó. “El deterioro es evidente”, insistió.