El Gobierno del Principado tendrá que mejorar, por iniciativa del Partido Popular, la atención urgente a los casos de ictus que se producen en el Occidente asturiano. Una zona de Asturias especialmente perjudicada por la dejadez del Gobierno regional hacia los hospitales de la comarca, en Jarrio (Coaña) y Cangas del Narcea.

“La atención sanitaria urgente en el Occidente asturiano no cumple el criterio fundamental de toda política sanitaria, que ha de ser la equidad”, explica el portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario del PP, Carlos Suárez, que defendió esta iniciativa ante el Pleno de la Junta General.

“Los usuarios de las áreas sanitarias del Occidente asturiano, la I y la II, no tienen los mismos medios que el resto de las áreas sanitarias”, denunció Suárez, “y está demostrado que este hecho, en sí mismo, perjudica directamente a la atención urgente al ictus e indirectamente a la atención del servicio de urgencias de los dos hospitales”. La iniciativa del PP pondrá remedio a esta situación.

El portavoz popular subrayó que “la misma al ictus, hoy centralizada en sendas unidades en Oviedo y Gijón, se ve sobrepasada, por un lado, por la falta de camas, y por otro por la inequidad o dificultad del acceso de los usuarios del Occidente a estas unidades”. Por esta razón, la propuesta del PP insta al Gobierno a estudiar la creación de una unidad sobre el ictus en un hospital más próximo al Occidente, por ejemplo el San Agustín de Avilés.

Personal especializado

“Esta unidad serviría, por un lado, para repartir la actividad mas homogéneamente, descargar el exceso de trabajo en Oviedo y Gijón y, por otro lado, para igualar la atención a los 400 usuarios por año del Occidente que no gozan de ese privilegio reservado al resto de la población”, continúa Carlos Suárez. Una medida que “tampoco requiere un gasto ni un esfuerzo extraordinario, solo un acto de voluntad y buena gestión”.

“La atención al ictus por personal especialmente preparado y que ya existe no solo proporciona mejoras en la atención y en la asistencia sanitaria sino que evita o disminuye enormemente la aparición de secuelas graves”, finalizó el diputado del PP.