Mercedes Fernández defiende la necesidad de que se garantice sin prejuicios ideológicos el derecho constitucional a elegir, y exige a Javier Fernández “que se deje de experimentos, porque no se puede establecer el asturiano como lengua vehicular”

La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, denunció hoy, en el Pleno de la Junta General, que la izquierda asturiana “está asfixiando” a la enseñanza concertada, poniendo en peligro el derecho constitucional que tienen las familias para elegir libremente la educación de sus hijos.

Mercedes Fernández, en la pregunta parlamentaria quincenal al presidente del Principado, reclamó a Javier Fernández que “apueste sin complejos ni prejuicios ideológicos” por la libertad de elección de los padres, mediante el respeto y el compromiso con la red de colegios concertados, “porque si no hay opción no hay libertad”.

La líder popular afirmó que la prioridad del Gobierno regional socialista es la escuela pública, cuando el artículo 27 de la Constitución consagra la libertad de educación, con la coexistencia, en igualdad de condiciones y sin marginación alguna, de las redes públicas y concertadas.

La presidenta resaltó que es imprescindible garantizar a las familias asturianas que puedan elegir el colegio “sin intentar asfixiar a la educación concertada con el cierre de unidades y la retirada de subvenciones”.

En este sentido, indicó que este año es crucial ya que se debe negociar el nuevo concierto educativo, y añadió que esta red supone además un gran ahorro para las cuentas públicas del Principado, ya que mientras se destina 450 millones a la pública, la concertada recibe sólo 83.

Asimismo, denunció que hay compromisos del Principado que no se cumplen desde hace años, como es el caso de la paga de antigüedad de los 25 años que el ex consejero socialista Riopedre, juzgado por el caso Marea, el mayor escándalo de corrupción de Asturias, quiso eliminar. “Él sabrá para qué quería ese dinero”, ironizó.

Finalmente, los tribunales restituyeron la legalidad de la paga de los 25 años, pero sigue sin cobrarse desde el año de 2007, y Mercedes Fernández expresó también que existen grandes diferencias salariales entre los profesores de la escuela pública y los de la concertada.

Mercedes Fernández exigió a Javier Fernández “que se deje de experimentos” ante el anunció del Consejero de Educación de que en el próximo curso el asturiano será lengua vehicular en varias asignaturas.

“No se puede establecer el bable como lengua vehicular porque no hay cooficialidad y sería incumplir la ley y saltarse el Estatuto; la única lengua vehicular es el castellano, pero Javier Fernández está devolviendo favores por estar sentado en la silla de Presidenta sin hacer muchas cosas”, remarcó.