El Grupo Parlamentario Popular ha solicitado a la consejera de Servicios Sociales una auditoría externa de Establecimientos Residenciales de Ancianos del Principado. Esta solicitud, defendida por el diputado Matías Rodríguez Feito en el Pleno de la Cámara, responde al "problema gordo" que se ha generado en el ERA por las cantidades cobradas a las familias de usuarios ya fallecidos. El Principado tendrá que devolver 6 millones de euros, después de haber detectado 2.338 liquidaciones erróneas.

Que la Consejería de Servicios Sociales cobre de más a las familias es "un escándalo", según Rodríguez Feito, que justifica la inmediata contratación de una auditoría externa. "No una auditoría a instancias de parte", puntualizó, como "la que el Consejo de Gobierno anunció en abril de 2016 y que tienen escondida". Y añadió: "A la consejera no le gusta hablar de cuentas, pero resulta inadmisible que siga sin mandar las liquidaciones y facturas, sigue sin asumir responsabilidades, sigue sin informar a las familias y sigue sin explicar las deudas".

Ya que el ERA "es un servicio básico", según Matías Rodríguez Feito, la consejera Pilar Varela debería "despejar las dudas" que ahora plenean sobre su gestión. "Tiene que poner en orden el barullo de estos últimos años y dar certezas a las familias", concluyó el parlamentario popular.