"Es una nueva promesa cumplida por parte del Gobierno de España, su compromiso con Asturias está fuera de toda duda", afirma Mercedes Fernández

El Ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha inaugurado un nuevo tramo, el que une Doriga con Cornellana, de la autovía Oviedo-La Espina, y ha puesto ya fecha al fin de las obras del AVE entre León y Asturias: el verano de 2020, incluyendo el ancho internacional en los dos túneles de la Variante de Pajares. Uno de ellos será, además, de tráfico mixto, para permitir el paso de mercancías.

La presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, asistó, junto al secretario general, Luis Venta; y los diputados Matías Rodríguez Feito y Carmen Pérez García de la Mata, tanto a la puesta en servicio del nuevo tramo, con una inversión superior a los 40 millones de euros y que ahora continuará hasta Salas, sumando otros 80 millones; como a la presentación de los planes del Ministerio para la Alta Velocidad. "Es una nueva promesa cumplida por parte del Gobierno de España con Asturias, su compromiso con nuestra región está fuera de toda duda", sentenció. 

Tras la apertura del nuevo tramo y ya en la Delegación del Gobierno en Oviedo, De la Serna explicó que, con los proyectos diseñados por su departamento y las mejoras a introducir en el tramo Valladolid-León, los tiempos de viaje entre Madrid y Oviedo se situarían en unas tres horas -media hora más a Gijón- y en dos horas entre León y la capital de España.

El trazado incluye el paso por la Variante de Pajares, dos túneles de unos 25 kilómetros de longitud que cruzan la cordillera cantábrica y que han supuesto una inversión de unos 3.600 millones de euros. Su equipamiento con vías de ancho internacional dará a Asturias todas las características de los ferrocarriles de alta velocidad, y el equipamiento de uno de los túneles con el denominado 'tercer hilo' permitirá el paso de convoyes de mercancías desde su puesta en servicio tal.