· Pablo González reclama al Principado aprovechar la renovación en 2022 de la concesión de la gestión de la terminal para convertirlo en un HUB internacional y pide que presione a Puertos del Estado para realizar inversiones. · El portavoz adjunto del GPP solicita la comparecencia de los consejeros de Administración Autonómica, Industria y Cohesión Territorial, cuyos directores generales son miembros del Consejo de Administración del Puerto.

El Partido Popular apuesta por establecer una ‘Alianza política por El Musel’, que permita que el Puerto, vinculado al desarrollo de la Zona de Actividades Logísticas de Asturias (ZALIA), se convierta en la “gran terminal logística del norte de España; en un HUB internacional de tráfico de mercancías”.

En rueda de prensa, González ha explicado que el próximo año se renueva la concesión de la gestión de la terminal y ha defendido aprovechar ese momento para establecer un cambio de gestión, realizar inversiones necesarias en el Puerto, ampliar la terminal y aumentar las exigencias al concesionario.

El también presidente del PP de Gijón ha advertido de dos hitos recientes en el Puerto de El Musel que podrían frenar su crecimiento: la crisis de la estiba de 2020 y el anuncio de la naviera MAERSK de abandonar el puerto el próximo mes de diciembre.

González explicó que, a raíz de la huelga de los estibadores del puerto de Bilbao en 2020, mucho de ese tráfico se derivó a El Musel, que fue incapaz de asumirlo provocando una importante crisis reputacional no solo en España, sino a nivel internacional.

Respecta al anuncio de la naviera danesa Maersk de abandonar a finales de este año la terminal, el diputado popular señaló los importantes perjuicios de esta salida, ya que la naviera danesa enlazaba el puerto gijonés con el de Algeciras, permitiendo el tráfico con el continente americano.

González ha tildado El Musel como una de las “joyas de la corona de la economía asturiana”, ya que ha recordado el 11% del PIB regional pasa por este puerto, que enlaza nuestra comunidad con 124 países y en el trabajan 2.700 personas.

En este sentido, ha defendido la necesidad de establecer un frente común político que impida que El Musel salga de las rutas internacionales y ha anunciado que el Grupo Parlamentario Popular registrará la petición de comparecencia de los consejeros de Administración Autonómica, Juan Cofiño; Industria, Enrique López y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, ya que directores generales de sus áreas pertenecen al Consejo de Administración del Puerto de El Musel.

Asimismo, ha reclamado al Gobierno del Principado que presione a Puertos del Estado para que realice las inversiones oportunas para hacer más competitivo El Musel y al Gobierno del Estado para que cumpla sus compromisos en el desarrollo de la ZALIA “porque ésta no funcionará si no lo hace El Musel”.

Entre las peticiones, el popular ha indicado el traslado de la terminal de contenedores a la ampliación del Puerto para garantizar más calado, más línea de atraque y compatibilidad con buques de rutas transoceánicas; una nueva gestión mediante turno permanente 24 horas los 365 días del año; más superficie de carga y descarga; automatización de líneas de carga; un mínimo de tres básculas de pasaje y apostar por el tráfico de contenedores frigoríficos. “Todo ello con el objetivo de convertir El Musel en punto clave de las líneas logísticas europeas”, añadió el popular.

Dedicar el Muelle de la Osa a cruceros

Por otra parte, ha señalado la oportunidad que podría surgir si se desplaza la terminal de contenedores a la zona de ampliación del Puerto y se libera, por tanto, el Muelle de la Osa, para dedicarlo al tráfico de cruceros.

Esto permitiría competir con los puertos de Vigo, La Coruña y Bilbao en este sector, triplicando el número de cruceros, de los 18 actuales a los casi 60 de puertos vecinos.

La llegada de cruceristas, añadió el popular, supone un impacto económico directo en la ciudad de Gijón, siendo una actividad con repercusión en los sectores turístico y comercial de toda Asturias.

En definitiva, González reclamó al Gobierno del Principado que Asturias “pilote y lidere” este impulso para convertir al puerto gijonés en un “polo de inversión, de generación de riqueza y empleo”.