· Javier Brea señala que la nueva norma de la Consejería de Desarrollo Rural y Cohesión Territorial “pone en peligro la existencia de las sociedades de cazadores”. · Álvaro Queipo, Secretario General del PP de Asturias y diputado por el occidente, exige al Gobierno que “mire más allá de la puerta de sus despachos” y “deje de tratar al occidente como una Asturias de segunda”. · Los populares reclaman al gobierno socialista “una apuesta clara por el sector primario”, tras reunirse con las sociedades de cazadores de los 13 cotos correspondientes a 14 concejos del occidente asturiano.

El diputado responsable de Agroganadería, Medio Rural y Medio Ambiente del PP de Asturias, Javier Brea, señala que el pliego de condiciones de renovación de cotos regionales de caza, supone “otro golpe más al sector primario y al Medio Rural”, lo que, además, perjudica a la lucha contra el reto demográfico. En este sentido, el diputado del PP apunta que la nueva norma de la Consejería de Desarrollo Rural y Cohesión Territorial “pone en peligro la existencia de las sociedades de cazadores y, con ello, habría un mayor problema en el control de la fauna salvaje”. Desde el PP exigen al Principado “una apuesta clara por el sector primario” que atienda también las necesidades de las sociedades de cazadores, “para poder seguir gestionando las especies cinegéticas”.

En opinión del diputado del PP “no se sabe muy bien si el gobierno socialista del Principado actúa por ceguera política o si la ideología le nubla la vista, pero con este borrador reflejan su falta de sensibilidad y desconocimiento hacia los beneficios que aporta la actividad cinegética al sector primario asturiano”. Así lo ha señalado Brea tras un encuentro celebrado en Coaña con representantes de las sociedades de cazadores de los 13 cotos de caza correspondientes a 14 concejos del occidente asturiano, y a la que también han asistido el Secretario General del PP de Asturias y diputado por el occidente, Álvaro Queipo, el Vicesecretario de Organización del Partido, José Manuel Rodríguez ‘Lito, y la también diputada por el occidente, Cristina Vega. Junto a ellos han participado Rosana González y Estefanía González, alcaldesas de Coaña y de Villayón, y el alcalde de San Martín de Oscos, Pedro Álvarez.

Javier Brea advierte de que, de aprobarse la nueva normativa, se podría generar una sobrepoblación de ciertas especies de animales, como corzos o jabalíes, lo que aumentará en daños en la agricultura y el ganado. Además, apunta, hay una fuerte vinculación entre el sector de la caza y el campo, ya que “muchos de los socios de las sociedades de cazadores son vecinos de los concejos afectados por la nueva normativa que son ganadores y agricultores en la zona”. 

“El Principado se reitera en legislar sin informarse respecto al beneficio de la actividad cinegética”, denuncia, y mientras aumenta el despoblamiento en la zona rural asturiana, “continúan sin adaptar la legislación e, incluso, incorporan medidas más exigentes”. A este respecto, el responsable de Agroganadería y Medio Rural del PP apunta que la norma que el Principado pretende aprobar, obliga a las sociedades de cazadores a tener un mínimo de 100 socios para mantener la concesión. “Se trata de una condición limitante para la mayoría de las sociedades de cazadores actualmente concesionarias, a la que se suma el coste de las exigencias de guardería, con requisitos excesivamente exigentes en el ratio de guardas por hectáreas o en la necesidad de incluir más guardas en función de la riqueza cinegética”. Todo ello, y según han apuntado los afectados, “pone en grave riesgo la continuidad de muchas sociedades de cazadores”.

Por otro lado, Brea recuerda que la actividad cinegética no sólo exime de muchos costes a la Administración Pública, sino que le reporta ingresos, sin olvidar que “son las sociedades de cazadores las que pagan de su propio bolsillo los daños ocasionados por la fauna salvaje en los cotos”. Pese a todo ello, “el gobierno socialista del Principado de Asturias sigue siendo el único sin mostrar un compromiso firme con la actividad cinegética y las sociedades de cazadores”, denuncian.

Por su parte, Álvaro Queipo, considera que “lo que está ocurriendo es la enésima prueba de lo poco que importa al Gobierno de Barbón el futuro del noroccidente y pide al Consejero de Medio Rural y su equipo que “miren más allá de la puerta de sus despachos”. “Es la misma historia de siempre, con el PSOE de siempre: basta con hacer una comparativa con las condiciones de los cazadores en Galicia para ver que las cosas se podrían estar haciendo mucho mejor”. Para Queipo, lo urgente es que el Gobierno “deje de tratar al occidente como una Asturias de segunda, son ya demasiadas señales: sanidad abandonada, carreteras abandonadas, puertos abandonados, pesca abandonada, el campo abandonado y ahora también los cazadores abandonados… Creo que queda claro que a quién hay que abandonar es al PSOE”.