La ponencia “Sociedad y partido: un compromiso con la transparencia y la innovación”, que se debatirá este sábado en el 17 Congreso autonómico, recoge que el Partido Popular “es la casa común del centro derecha en Asturias, porque desde la unidad, podemos ganar”.

El coordinador de la ponencia, José Ramón Fernández, vicesecretario de Transparencia, presentó hoy el contenido del documento -que puede consultarse íntegro en el documento adjunto a esta información- en una rueda de prensa ofrecida en la sede del PP de Gijón.

Junto a José Ramón Fernández han participado en los trabajos Matías Rodríguez Feito, Cristina Fernández, Reyes Fernández Hurlé, Cristóbal Lapuerta, Alfonso Orviz y José Luis Martín Fandiño.

Fernández señaló que se trata de “un conjunto de ideas, definiciones, reflexiones y compromisos que sean un instrumento al servicio del cambio que demanda la sociedad asturiana”.

De esta manera, se apuesta por el diálogo y el pacto como forma de resolver problemas, “y hacer que los pactos sean transparentes”, y tras reafirmar que el PP se dirige a todos los ciudadanos, se hace una especial reivindicación de la clase media, “a la que tantos esfuerzos se pide y que muchas veces es olvidada”.

En la ponencia se reconoce que la política sufre malos concretos que han provocado pérdida de confianza, tales como la corrupción, la preocupación excesiva por la ostentación del poder, los enfrentamientos estériles o el alejamiento de los asuntos que más preocupan a los ciudadanos.

Para superar esta situación, se defiende la necesidad de más honestidad y mejor gestión en la política, que pasaría también por aumentar la excelencia de las personas que estén en la actividad política: “Elegir a los mejores, entendiendo por tales a los más capaces”.

José Ramón Fernández anunció a este respecto que el PP de Asturias asume el compromiso de realizar una revisión anual pública de la ejecución del programa electoral, verificando uno a uno los compromisos adquiridos.

La ponencia propugna que la mejor política social es el crecimiento económico y la creación de empleo, y sostiene que las políticas sociales deben ser sostenibles, orientadas a la formación y el empleo.

También se incide en la mejora de la calidad de la educación, la mejor calidad de vida posible para las personas mayores y que la movilidad laboral de los jóvenes asturianos sea fruto de la voluntariedad y no del hecho de que la región no es una tierra de oportunidades.

El PP, destacó José Ramón Fernández, “reivindica la familia como el núcleo básico de la sociedad”, por lo que las políticas de protección de las familias son una prioridad absoluta.

En este sentido, se defiende la gratuidad del ciclo educativo de 0 a 3 años, ayudas directas a la natalidad, reducción de impuestos, nacionalización de horarios, medidas de conciliación, una red de apoyo a la mujer embarazada o luchar contra el despoblamiento.

José Ramón Fernández subrayó que el PP rechaza el intervencionismo de la izquierda y apuesta por una Administración pequeña que no estorbe a los ciudadanos.