· El portavoz adjunto del GPP, Pablo González, cree que el Principado “debe pedir perdón a los asturianos por los permanentes ‘palos de ciego’ en la gestión económica”. · Tilda la situación de “insoportable”, tras casi ocho meses de restricciones, para comercio minorista y hostelería y anuncia la presentación de un ‘Plan de choque’ del PP.

El portavoz adjunto y responsable de Economía del Grupo Parlamentario Popular, Pablo González, interpelará el próximo martes en la primera sesión del Pleno de la Junta General al consejero de Economía y Empleo, Enrique Fernández, para exigirle que dé a conocer las medidas del Ejecutivo regional para compensar a los autónomos y empresarios obligados al cierre.

El diputado popular explica que la primera ola de la pandemia supuso un “terremoto económico” para los sectores más capilarizados de nuestra región, aquellos con una amplia mayoría de autónomos y pequeños empresarios extendidos por toda la geografía asturiana.

Estos sectores, representados sobre todo por el comercio minorista, añade González, han podido soportar la situación gracias a los ERTEs “y a los ahorros, familiares en muchos casos,  que algunos pudiesen tener”. Una situación válida inicialmente, pero que en opinión del popular, resulta “insoportable” después de casi 8 meses.

En este sentido, agrega que con 14.872 nuevos demandantes de empleo a principio de noviembre, y 12.600 empresas solicitantes de ERTEs que afectaron a más de 54.000 asturianos, “la economía asturiana no aguanta una torpeza más de este gobierno”.

Pese a esta situación “de extrema debilidad”, Pablo González denuncia que con la llegada de la denominada ‘segunda ola’ de la pandemia, el Ejecutivo de Adrián Barbón “ha vuelto a sumar erráticas medidas de salud pública que han motivado cierres arbitrarios de sectores empresariales enteros”.

Así, tilda de “catástrofe sin paliativos” la actual coyuntura económica y de empleo”, que a su juicio, está originada por un Gobierno “que sigue sin saber qué hacer y debería pedir perdón por sus permanentes ‘palos de ciego’”.

 

No hubo alternativas a un cierre no justificado

El popular denuncia que el Gobierno no ha planteado ninguna alternativa al cierre de actividades, “porque no ha justificado en ningún momento tal cierre”, por que ve imprescindible hacer comparecer al consejero para que explique en sede parlamentaria cómo piensan compensar a los pequeños empresarios del enorme daño que les han ocasionado.

“Queremos que el gobierno nos explique qué ha motivado tal cierre, quién respalda esas medidas, qué impacto económico han evaluado antes de tomarlas, cuántos empleos han calculado que se llevarán por delante los cierres, y por último qué medidas -y con cuánto dinero están dotadas-, han tomado ya para compensar la ruina a la que han conducido a muchas familias”, apunta González.

En este sentido, subraya que de momento, el 10% de los autónomos asturianos prevén cerrar este año liquidando su actividad, “lo que incrementaría la larga lista del desempleo asturiano en 30.000 personas, incluyendo titulares y trabajadores”.

 

El PP presentará un ‘Plan de choque’

Por último, recuerda que el PP sí tiene preparada una iniciativa que desarrolla un plan de choque para el pequeño comercio, y anuncia que se registrará justo a continuación de la interpelación parlamentaria al consejero. “Una iniciativa que desmonta el falso dilema entre salud y economía”, sentencia.