· La diputada Cristina Vega solicitará información por escrito sobre el problema y presentará una proposición no de ley para que se revise el estado del saneamiento y se incluyan las obras necesarias para su mejora en los Presupuestos. · El portavoz municipal del PP de Ribadesella, Paulo García, alerta del “daño que para la imagen de la villa y el turismo” suponen estos problemas.

La diputada del Grupo Parlamentario Popular, Cristina Vega, anuncia la presentación en la Junta General del Principado de una batería de iniciativas parlamentarias encaminadas a conocer la procedencia de los vertidos a la Ría de Ribadesella con el objetivo de resolver los problemas de contaminación que han obligado al cierre de las playas de la villa.

Vega y su compañero del Grupo Parlamentario, el diputado por el Oriente, José Felgueres, se reunieron ayer con el portavoz municipal del PP de Ribadesella, Paulo García, para tratar la situación de la depuración en el concejo.

Vega explicó que continuamente aparecen vertidos presumiblemente procedentes del mal funcionamiento del sistema de depuración, que obligan a cerrar al baño la playa. “Es inadmisible que, por un mal funcionamiento del sistema de depuración, que claramente se ha quedado pequeño, los vecinos y visitantes vean cerradas sus playas”, agregó la popular que lo achacó a una falta de inversión y de previsión en el sistema de depuración.

En este sentido agregó que este problema se ve agravado en los meses de verano, cuando la población llega a cuadriplicarse, y por el crecimiento propio del núcleo rural que da lugar a viviendas sin conexión a la red de depuración.

Así, anunció que el Grupo Parlamentario Popular registrará una solicitud de información por escrito ante la Cámara regional “para recabar aquellos informes y demás datos sobre este problema” y una proposición no de ley, “con el ánimo de que se revise la situación del saneamiento de Ribadesella para incluir esta obra en los próximos presupuestos”.

Por último, añadió que están a la espera de que se publique el Plan Director de Saneamiento del Principado de Asturias 2020-2030, licitado a finales de 2018, y adjudicado en mayo del pasado año, con un plazo de ejecución de 20 meses, por lo que debería ver la luz antes de fin de año.

 

Actuar para prevenir

El portavoz popular en la villa, por su parte, alertó del “grave daño” que estos vertidos, y los consecuentes cierres de los arenales, suponen para la imagen y el turismo en Ribadesella. “Somos un concejo eminentemente turístico que no se puede permitir estos problemas. Se debe actuar ahora, para estar preparados para la próxima temporada”, indicó Paulo García.