Una de las banderas del Partido Popular de Asturias es la de conseguir la gratuidad de libros de texto en la región y, con ese objetivo, esta semana defenderá en la Junta General del Principado una iniciativa legislativa que supondría su implantación ya en el próximo curso escolar. El diputado regional y portavoz de Educación David González Medina ofreció una rueda de prensa para explicar la propuesta y, así, desmontar "la gran mentira del socialismo asturiano, la gran mentira de la calidad de sus servicios públicos y la gran mentira de sus ayudas, que entregan de una forma bastante particular".

A día de hoy, una pareja con un sueldo cada uno de 650 euros no tiene acceso a libros gratis para sus hijos. Tampoco una madre o un padre solteros que cobren más de 840 euros. "Y esto no tiene un pase", lamentó González Medina. "Se fríe a impuestos a las familias asturianas para sostener un sistema de ayudas y unos servicios públicos de los que luego no pueden beneficiarse. Una paradoja que no se puede sostener más en el tiempo", remarcó. 

El Grupo Parlamentario Popular ya defendió hace dos años en la Junta General del Principado una proposición no de ley para que a las familias asturianas les saliesen gratis los libros de texto de sus hijos, y se aprobó con el voto en contra del PSOE y la abstención de IU. "Pero nada se hizo", puntualizó David González Medina. Ahora el PP insiste en la necesidad de esta medida presentando en la Junta General una Ley, formato con el que se pretende garantizar su cumplimiento. 

En comunidades como Andalucía, Murcia, La Rioja y Madrid ya existe la gratuidad de libros de texto. En País Vasco y Navarra, son semigratuitos. Y, en el resto de comunidades, las ayudas de los gobiernos autonómicos "duplican o más" las del Principado y llegan a entre el 40 y el 70 por ciento del alumnado, frente al 19,5 por ciento de Asturias. 

La iniciativa del PP alcanzaría a todos los alumnos del sistema educativo público y concertado, ya cursen Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato o Formación Profesional. Esto es, a más de 107.000 estudiantes. "Sólo hace falta voluntad política y presupuestaria", sostuvo en rueda de prensa el portavoz de Educación del partido. "Es una cuestión de justicia social. Tenemos el peor sistema de ayudas a libros de texto de España y el gobierno del Principado todavía no nos ha dado una explicación. No tiene un pase que los paganinis del macro sistema público asturiano no puedan beneficiarse de él", insistió González Medina.