· El secretario general del GPP en el Congreso, Guillermo Mariscal, pide al Gobierno asturiano que presione a las ministras Maroto y Ribera para que asuma estos compromisos. · La presidenta del PP de Asturias señala que Barbón es incapaz de hacer ver al Gobierno Sánchez las nefastas consecuencias de esa “descarbonización exprés y sin alternativas”.

El secretario general del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, Guillermo Mariscal, ha anunciado esta mañana que el PP plasmará su “apoyo sin fisuras a la industria española” con la presentación de enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado “que tendrán como objetivo reducir la factura eléctrica”. “Si hay una comunidad autónoma en España en la que el peso de la energía eléctrica es clave para el sostenimiento de la economía, esa es Asturias”, ha agregado.

Así lo ha anunciado Mariscal esta mañana en una visita junto a la presidenta del PP de Asturias, Teresa Mallada, a varias empresas de Avilés, y en la que también han participado otros cargos regionales y nacionales del PP.

El diputado nacional del PP ha advertido que con el actual precio de la energía eléctrica “se está poniendo en riesgo no solo la continuidad de estas empresas, sino también un empleo de calidad, con poca temporalidad, con trabajadores con alta cualificación y que permite incentivar la innovación y, por tanto, el futuro de esta tierra”.

Mariscal ha explicado que con las citadas enmiendas, lo que persigue el PP es “extraer todo lo que no tiene que ver con la energía eléctrica de la factura y que sea el Gobierno el que asuma estos costes, liberando a las empresas y familias de estos sobrecostes”. En este sentido ha pedido al Gobierno del Principado presione a las ministras Maroto y Ribera para que asuman este compromiso.

En concreto, Mariscal propone que de los 3.000 millones de euros que se recaudan por las subastas de los derechos de emisión, “al menos 600 millones se destinen a las industrias electrointensivas para reducir ese sobrecoste que les hace menos competitivas, y los 2.400 millones de euros restantes se dediquen a abaratar la factura de la luz de las familias”.

Por otra parte, ha señalado que el PP ha presentado una enmienda en la que solicita la creación de la figura del consumidor hiperintensivo porque el Estatuto aprobado por el Gobierno socialista no ayuda a empresas electrointensivas como Alcoa, Arcelor o Asturiana de Zinc, “con un régimen específico y una dotación presupuestaria aparte”.

Para Mariscal, el Gobierno español “guiado por un exceso de ideología”, desoye a Europa y apuesta por una transición ecológica “injusta” al no dejar a las empresas tiempo para adaptarse.

 Aumento de las cargas impositivas y de los costes de la seguridad social

La presidenta del PP, por su parte, ha señalado que la política económica que tanto el Gobierno de Sánchez como el de Barbón está siguiendo con la Industria de las grandes empresas, pero también con la de las pequeñas y medianas empresas va en una línea “contraria a la que desde el PP creemos se necesita para tratar de salir de la crisis y generar empleo”.

En este sentido, Mallada ha subrayado el aumento de la carga impositiva en lo que se refiere al impuesto de sociedades, eliminación de desgravaciones fiscales, “cuando la política que se está siguiendo en la mayoría de los países de la UE es la de reducirla” o el incremento de un 0,5 % de los costes de la seguridad social para las empresas.

Asimismo, denunció que se está llevando a cabo una política de descarbonización exprés sin alternativas y más allá de las exigencias contempladas por la UE para España que ha hecho que los costes por emisiones se hayan incrementado en cuatro años un 700%. Mallada ha recriminado al Gobierno presidido por Adrián Barbón su “incapacidad” para hacer ver al Ejecutivo central los riesgos que estas nefastas políticas tienen para la economía asturiana.