· La Secretaria nacional de Sostenibilidad del PP, Carmen Navarro, se reúne con el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González y con el regidor de Pastos de la Montaña de Covadonga, José Antonio García, para abordar una estrategia conjunta que proteja a los pastores de Picos. · El diputado Javier Brea denuncia que en vez de proteger a los ganaderos declarando Picos zona libre de lobos, el Ministerio “va en la dirección contraria y pretende aumentar la protección del cánido”.

El Partido Popular se compromete a “pelear en todos los frentes” para evitar que el lobo acabe con la producción de algunas de las joyas gastronómicas más relevantes del Principado, como son los quesos con Denominación de Origen Protegida, producidos en su gran mayoría en territorios con presencia de los cánidos.

La Secretaria nacional de Sostenibilidad del PP y portavoz de Reto Demográfico en el Congreso de los Diputados, Carmen Navarro, se reunió ayer, junto al diputado regional responsable de esta materia, Javier Brea; con el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González; el concejal cangués de Agroganadería, Gonzalo Suero y el regidor de Pastos de la Montaña de Covadonga, José Antonio García; para abordar la problemática de la presencia cada vez mayor de manadas de lobos en el Parque Nacional de los Picos de Europa y establecer una estrategia de presión conjunta.

Navarro señala que la intención del Ministerio para la Transición Ecológica de incluir al lobo en el listado de especies protegidas es un “atropello que pone en riesgo la supervivencia del mundo rural y acaba con el medio de subsistencia de muchos municipios a los que además, afecta el reto demográfico de lleno”.

La popular subraya que entre los subsectores afectados por esta normativa están los productores queseros “que en Asturias producen joyas gastronómicas y aquí en concreto el Queso Gamonéu, alabado en toda Europa”.

El diputado popular, Javier Brea, por su parte, recuerda que el Partido Popular de Asturias ha solicitado en numerosas ocasiones que el Parque Nacional de los Picos de Europa sea declarada ‘zona libre de lobos’ y lamenta que desde el Ministerio de Teresa Ribera se vaya en la dirección contraria: “no solo no se busque proteger a los pastores de Picos, sino que se proponga proteger aún más a los lobos”.

 

Los ataques continúan al alza en Picos

Brea denuncia que los daños de los lobos en Picos crecieron en un 63 por ciento en el año 2019 y provocaron la muerte de 349 animales “además de los daños que provocan a los animales que sobreviven, como abortos” y el perjuicio emocional que estos ataques suponen para los pastores “que se sienten impotentes al ver a sus animales destrozados ante la pasividad de las Administraciones”.

“El ganado menor es fundamental para la supervivencia del Queso Gamonéu del Puerto y del propio Parque”, agrega el popular.

“Los ganaderos están al límite. Si no se actúa de forma urgente, desaparecerá la producción de estos quesos y se abandonará el monte, que dejará de estar bien conservado. Luego vendrá los lamentos”, sentencia el popular que exige una vez más al Gobierno del Principado “que actúe con contundencia y busque el equilibrio real entre la ganadería extensiva y el mantenimiento del lobo”.