La ley lo prohibe salvo en cuatro especialidades muy concretas, pero el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) sigue ofertando, de forma general y para cubrir con médicos interinos las vacantes en los hospitales, "plazas perfiladas", en las que indican requisitos "que evidencian que buscan a una persona en concreto", denuncia el portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular, Carlos Suárez. Es decir, el Principado "sigue colocando a gente mediante los conocidos 'enchufes'", censura.

En su intervención parlamentaria, Suárez mostró su sorpresa porque, a un mes de que comiencen a funcionar las bolsas de empleo por especialidades -para cubrir plazas en todas las áreas sanitarias del Principado-, la Consejería "siga ofertando este tipo de plazas 'perfiladas', de 'enchufes'". Un sistema que "se salta la libre concurrencia por currículo, méritos y capacidad, ya que van a ocupar una plaza estatutaria durante el tiempo en que tarde en sacarse esa plaza en oposición".

El consejero se escudó en supuestas necesidades específicas que, para el diputado del PP, "no son en absoluto suficientes ni justifican perfilar plazas para los allegados, algo que no casa en una función pública decente". "Mientras los jueces fallan una y otra vez contra el Sespa los perfiles en Asturias se reproducen sin límites", reprocha. 

Carlos Suárez puso como ejemplo el hecho de que, para contratar un médico en un determinado servicio del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), "se pida dominar un programa informático concreto de este centro, en lugar de elegir al mejor facultativo posible para formarle después en el uso de esta herramienta". El goteo de "plazas perfiladas", continuó explicando el parlamentario popular, "es continuado, por ejemplo con 15 ofertas, sólo en lo que llevamos de año, para el Hospital de Cabueñes, en Gijón".

"Exigimos al consejero de Sanidad explicaciones sobre esta grave situación, porque además de incumplir las normas, como no dejan de recordarle las sentencias judiciales que obligan al Principado, con dinero de todos, a indemnizar a los perjudicados", subraya el parlamentario, "evita que se cubran con normalidad plazas en el oriente y el occidente, al ver que no pueden concurrir libremente y en igualdad de condiciones para todas las plazas teóricamente disponibles en centros más apetecibles".