El portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular, Carlos Suárez, exige "máxima diligencia" al Principado para que "extreme las precauciones" ante la licitación del suministro de agujas para la inyección de insulina, publicado ya en el Boletín Oficial del Estado (BOE), "ante los problemas causados en 2017 a los pacientes asturianos por los recortes sociosanitarios del PSOE".

"Mientras que al gobierno socialista asturiano se le llena la boca con soflamas sobre los supuestos recortes sociosanitarios del Gobierno de España, calla sobre los recortes reales practicados en Asturias por su gobierno", critica el parlamentario del PP.

El pasado año 2017, "parte de los afectados por estos recortes fueron los pacientes de diabetes en Asturias", recuerda Carlos Suárez, "que vieron cómo las agujas de insulina que les suministraba el Servicio de Salud del Principado pasaban a ser un elemento de riesgo en sus vidas", razón por la que el PP reclama ahora que taqles problemas no vuelvan a ocurrir.

"Afectaron a pacientes de todas las edades, niños y ancianos, que vieron con preocupación cómo el cambio de agujas, sin previo aviso, resultaba peligroso y todo ello debido, según reconocieron el propio gerente del SESPA y el consejero de Sanidad, a un error administrativo", insiste. "Por supuesto este error no era otras cosas que la compra de agujas de insulina más baratas", subraya el parlamentario.

"Fue una decisión consciente y pensada que no midió las consecuencias y éstas las pagaron los diabéticos asturianos, porque de lo que realmente se trataba era de ahorrar en el suministro de las agujas de insulina, y se hizo sin tener en cuenta cómo iba a afectar a estos pacientes", sentencia.