Mercedes Fernández visita Lena y afirma que el PP supone la garantía de cambio para afrontar el futuro “sin la pasividad y resignación de la izquierda, que ve normal que los jóvenes abandonen nuestra tierra”

La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, afirmó hoy en Pola de Lena que “el problema de Asturias se llama socialismo, porque se les nota la fatiga de 30 años; han estado mirando mucho para ellos y poco para los asturianos, y los asturianos les van a dar la espalda”.

Mercedes Fernández destacó que el PP “es la garantía del cambio en Asturias, porque luego de 30 años la región ya no admite más engaños”.

En este sentido, la presidenta afirmó que es imprescindible encarar el futuro de Asturias “sin la pasividad y resignación de los socialistas, y que no se vea normal como los jóvenes se marchan de Asturias cada año”. “En el PP no lo llevamos con paciencia”, recalcó.

Cherines afirmó que el PP de Lena inicia una nueva etapa muy esperanzadora, con Fernando Secades como presidente, y añadió que los populares “presentarán una lista electoral ganadora, que va ser determinante para la gobernabilidad del concejo, y que conectará con los deseos y necesidades de los lenenses, tan desatendidos por la desidia de la izquierda.

Mercedes Fernández, en Pola de Lena.

Puso como ejemplo los 12 años que Lena lleva esperando por un nuevo centro de salud, las largas listas de espera sanitarias o la cubierta del patio del colegio de Campomanes, logrado gracias a la tenacidad y tesón del PP para que los niños no se quedaran sin recreo si llovía.

“La izquierda está a repartirse los sillones, a colocar al mayor número posible de los suyos, pero no a los problemas de los ciudadanos”, manifestó.

Por ello, Mercedes Fernández afirmó que “los nuevos tiempos no pasan por el PSOE ni por la izquierda, sino por el PP”, y remarcó que llevará a cabo “una apuesta por la Asturias industrial, que no pasa por la ley devastadora de la ministra Rivera, que quiere acabar con la industria en Asturias”. “Asturias no puede quedar coinvertida en un páramo por personajes que quieren cerrar la región”.

A este respecto, censuró que los socialistas asturianos callen ante los agravios para la región del Gobierno de la nación: “Asturias no está para silencios ni complicidades con el Gobierno de Sánchez”.