La presidenta censura que el Principado "sea víctima del desencuentro en el PSOE", pagándolo con un parón en infraestructuras, "mientras el PP es el referente del crecimiento económico: el modelo fiscal de España no puede pasar por la izquierda radical"

De cara a las elecciones autonómicas y municipales del próximo mes de mayo, en el Partido Popular de Asturias “queremos contar con los mejores candidatos”, afirmó la presidenta, Mercedes Fernández, en su intervención ante el Comité Ejecutivo Autonómico del PP. El primero del nuevo curso político, “que ha empezado de forma frenética”, subrayó. Candidatos “sin autoproclamaciones, filtraciones o situaciones de privilegio", sentenció, que hagan frente un PSOE “seco y sin ideas” tras 30 años de régimen “y políticas basadas en el engaño, utilizando a Asturias para su interés”.

El ejemplo de la deriva socialista, el de José Ángel Fernández Villa, ex secretario general del sindicato minero SOMA-UGT y ex diputado del PSOE, condenado a tres años de cárcel por apropiarse 434.000 euros de fondos del sindicato. “Es una vergüenza, se ha reído de Asturias, de las cuencas mineras y ahora los socialistas quieren pasar página a pesar de que antes era la persona que "ponía y quitaba" a los consejeros de Industria, ha recalcado.

La precariedad del Gobierno de Pedro Sánchez

Ante el Comité, en una intervención en abierto a los medios de comunicación, la presidenta subrayó que “en los primeros cien días del Gobierno de Pedro Sánchez, se han sucedido las rectificaciones y los ceses de ministros”. Una situación, razona, por la que el resultado del CIS “lleva más al comentario jocoso que al análisis técnico. “Quizá es que la precariedad del Gobierno le hacía necesitar que alguien le dijera que estaba haciendo algo bien”, añadió; “a la vista de ello tendrían que convocar elecciones".

Mientras tanto, el Partido Popular “está en buen momento, y el liderazgo de Pablo Casado se consolida, llevando la iniciativa política”. “Somos el referente del crecimiento económico, el modelo fiscal de este país no puede pasar por la izquierda radical, porque España no puede volver al gasto desenfrenado que generó deuda, déficit y desempleo. No aceptamos el entreguismo del Gobierno y los pactos ocultos para llegar a La Moncloa", sentenció.

La presidenta denunció que los asturianos “somos víctimas del desencuentro socialista y de la venganza de quien ganó el Congreso” en el PSOE, “y ya estamos pagándolo con el cierre adelantado de las térmicas y con un ministro de Fomento que no mira nada para el norte de España: no queremos perder el tren".

“En las obras de las infraestructuras asturianas”, continuó, “ha habido un parón, como siempre que Gobierna el PSOE, pero en el PP alzamos la voz defendiendo lo nuestro”. “En el Partido Popular no creemos en una Asturias Dual, a dos velocidades” que separen las ciudades del medio rural, “sino que Asturias es una, porque todos los concejos pagan los mismos impuestos y todos son asturianos de primera, que deben tener protagonismo y fuerza para rejuvenecer nuestra región".