Mercedes Fernández censura que el presidente socialista haga “el caldo gordo” a Izquierda Unida, para pagar el apoyo a su elección, incumpliendo el Estatuto de Autonomía e intentando colar por la puerta de atrás la cooficialidad

La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, criticó hoy “la gravísima irresponsabilidad” en la que incurre el presidente del Gobierno regional socialista, Javier Fernández, al pretender que el asturiano se utilice como lengua vehicular en la enseñanza, es decir, para impartir asignaturas en los colegios.

Tras la reunión semanal de la Junta de Portavoces del Parlamento regional, y en declaraciones a los medios de comunicación, Mercedes Fernández anunció que el PP llevará este asunto al Pleno de la Cámara que se celebra esta semana, “para que el Consejero explique a la Cámara dónde acordó este plan experimental”.

La presidenta indicó que las lenguas vehiculares lo son en función de lo que dicen los Estatutos de Autonomía, “y el de Asturias establece que la única lengua oficial es el castellano”.

Mercedes Fernández recordó que Asturias cuenta con una ley de normalización del uso del bable/asturiano, aprobada por el Gobierno de Sergio Marqués, “y por tanto ajena a la izquierda asturiana”.

“Una ley que está muy bien y que ha supuesto un avance, pero ahora se quiere ir por la puerta de atrás a una cooficialidad que no existe en Asturias, que no establece el Estatuto y, por tanto, no se puede convertir el asturiano en lengua vehicular; lo que no es legal no se puede elegir, lo que contraviene al Estatuto no se puede someter a elección”, señaló.

La presidenta criticó que Javier Fernández le haga “el caldo gordo a Izquierda Unida”, y denunció que “los que piden transparencia para casi todo, cuando pueden no la practican, y nos parece de una gravedad destacable que se haya llegado a este pacto artificial e ilegal en los despachos, como una devolución de favores como consecuencia del acuerdo de investidura que supuso la silla presidencial a Javier Fernández con los votos de IU".