Mercedes Fernández exige al Principado “respuestas contundentes” en defensa de los intereses de la región, y afirma que los asturianos “no se pueden permitir una vez más el engaño y la lentitud de los socialistas”

La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, calificó hoy en la Junta General de “vergonzoso” que Javier Fernández y los socialistas asturianos “no levanten la voz en defensa de Asturias”, ante los ataques a los intereses de la región por parte del Gobierno de Pedro Sánchez.

Mercedes Fernández, durante la pregunta quincenal al presidente del Principado, repasó el balance muy negativo para Asturias de los cien días de Pedro Sánchez, citando “el cierre exprés de las centrales térmicas, en connivencia con eléctricas y que tanto daño nos haría”; sin avance alguno en el desafío demográfico; con paralizaciones en las obras de infraestructuras, “y dando prioridad al Mediterráneo”, y sin noticias de la necesaria nueva financiación autonómica, “que antes era una prioridad y se exigía al PP y ahora ya no lo es”.

“Asturias no se puede permitir una vez más el engaño y la lentitud de los socialistas”, subrayó, y añadió que el PP no va abdicar de la defensa de los intereses de Asturias.

La presidenta quiso dejar claro quién votó en contra de Asturias en el Congreso, cuando se debatió la iniciativa del PP para evitar el cierre unilateral de las térmicas: las socialistas Adriana Lastra y Natalia González, Sofía Castañón y Segundo González, de la coalición de Podemos e Izquierda Unida, e Ignacio Prendes, de Ciudadanos.

La líder del PP repasó asimismo la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa, “con una votación anómala y en contra de los intereses de España y de la unidad del país, una votación Frankenstein, es decir, con el apoyo de Pablo Iglesias, los separatistas catalanes y lo herederos de los etarras, que ha dado lugar a una mayoría Frankenstein”.

“El objetivo fue llegar a La Moncloa a cualquier precio y con cualquiera, y con una mayoría de esa calaña se han hipotecado los intereses generales de España para que Pedro Sánchez lograse su obsesión”, resaltó.