La diputada regional del Partido Popular Gloria García denunció hoy en Casomera la “situación tercermundista” de la Sanidad en todo el Alto Aller, con el cierre del consultorio de la localidad desde el pasado verano, sin saber si será definitivo o no, y un único médico, en Collanzo, para una población de más de 1.400 vecinos.

Gloria García calificó de “desastrosa” la gestión sanitaria del Gobierno regional socialista, y añadió que el médico de Collanzo tiene que atender también a los 165 usuarios de las residencias de la localidad y de Felechosa.

La diputada del PP señaló que “se trata de una población rural, envejecida y que tiene que hacer por este abandono de la Consejería unos desplazamientos que llegan incluso a los 40 kilómetros por algo tan sencillo como ir al médico”.

“Y precisamente ahora, en esta época del año, las consultas aumentan y los vecinos se sienten, con toda la razón, totalmente desatendidos, y el colmo es cuando se dirigen a Mieres, a una reunión con la gerente del área sanitaria VII, y ésta, 15 minutos antes, les comunica que no los recibe. Es incalificable”, censuró.

Gloria García afirmó que al Gobierno regional socialista “se le llena la boca hablando de la defensa del medio rural y alardea de la calidad de la Sanidad asturiana; pues bien, la Sanidad en esta zona solo puede calificarse de tercermundista, y si no que se lo pregunten a los vecinos, que son víctimas de una desastrosa gestión”.

La parlamentaria regional destacó que “el PP defiende una Sanidad de calidad, a la que tienen derecho todos los asturianos”, y recordó otros graves problemas de la zona, como la falta de pediatra en Cabañaquinta, la falta de fisioterapeuta en Moreda o el problema del ambulatorio de Collanzo, que no reúne unas mínimas condiciones para la atención de los pacientes”.

“Hoy, desde Casomera, exigimos que se solucione de manera inmediata la falta de médicos, que se reabra el consultorio y que los vecinos tengan la Sanidad que merecen”, concluyó.