Mercedes Fernández se reúne con el presidente de FADE y defiende menos impuestos, buenas comunicaciones, formación y una apuesta por la innovación y las nuevas tecnologías, para superar “la Asturias del pasado, que no crea riqueza ni avanza”

La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, hizo hoy un llamamiento a “sacudirse la Asturias subvencionada, del pasado, que no crea, innova ni avanza”, para luchar decididamente por una región “con menos impuestos, bien comunicada, con excelente formación, competitiva y que apueste por la innovación y las nuevas tecnologías”.

“En definitiva, una Asturias moderna y dinámica”, subrayó en declaraciones a los medios de comunicación tras reunirse en la sede regional del partido, en Oviedo, con una delegación de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) encabezada por su presidente, Belarmino Feito.

Mercedes Fernández destacó el “alto nivel de coincidencia” con las 22 propuestas presentadas hace una semana por la FADE para el progreso de Asturias.

Unas medidas que calificó de “transversales y afectan a toda la economía asturiana en su conjunto y a los problemas que ocupan y preocupan a los asturianos”.

La presidenta señaló que la formación y la demanda de empleo deben correr una suerte coincidente, “y no estar de espaldas”, y añadió que es urgente abordar una especialización inteligente “porque Europa destina ayudas para ello, y Asturias ni puede ni debe desperdiciarlas”.

“Todo ello es calidad de vida, rejuvenecimiento de Asturias y aportación empresarial, que son los verdaderos dinamizadores del empleo y la creación de riqueza”, remarcó.

Reunión con FADE.

Mercedes Fernández indicó que Asturias “siempre tuvo fama de tener hombres y mujeres innovadores, que arriesgaron, que tuvieron visión empresarial”, y añadió que ese aurea “se debe recuperar, y los asturianos lo demandan”.

La líder del PP afirmó que es muy lícito que muchos asturianos quieran tener otro tipo de experiencias fuera de la región, “pero hay muchos jóvenes que se quieren quedar en Asturias, y son nuestra gran plantilla, un capital humano que tenemos que cuidar; pero nadie se queda si no hay oportunidades, sobre todo de formación y empleo”.

“Tenemos una generación de jóvenes espléndidamente formados, pero hay que limar algunos desajustes que existen entre la formación y el empleo”, apuntó.

Respecto a las propuestas de FADE, la presidenta afirmó que se hace una exposición minuciosa y certera de la formación, la formación dual y la formación en la Universidad, “para que nuestros universitarios puedan salir con experiencia empresarial de las aulas”.

“Son 22 medidas de progreso que merecen aplauso, reconocimiento y gratitud, porque son una plataforma para avanzar. Es un gran documento para el acuerdo y el trabajo, ausente de ideologías, pero con una idea que nos debe unir a todos, que es la asturianía: Asturias debe prosperar, salir del ensimismamiento y la pasividad, y para eso hay que desplegar políticas deferentes, innovadoras y de futuro”, recalcó.

Mercedes Fernández destacó que “si seguimos haciendo lo mismo que en los años 80, Asturias decae”, y añadió que es preciso que la región “arranque, que sea pionera, que lidere cosas en el conjunto de España”.

Presupuestos radicales y obsoletos

Respecto al acuerdo presupuestario entre PSOE, Podemos e IU, la presidenta recordó primero que el PP aprobó dos veces las cuentas regionales “anteponiendo las necesidades de Asturias, que estaba sufriendo una crisis feroz, consiguiendo además rebajas fiscales pensando en el interés general de los asturianos”.

Pero la situación actual, precisó, supone que “el socialismo moderado ha tocado fin en Asturias, y nos instalamos en un tripartito de políticas radicales, obsoletas, pasadas de moda, propias de los años 80”.

Mercedes Fernández afirmó además, que los Presupuestos de 2019, “que firmaron personas que no están ni en el Gobierno ni en el Parlamento, nos dejan inquietos y preocupados, porque no son las cuentas que necesita Asturias”.

En este sentido, incidió en que Asturias es la comunidad con la tasa de actividad más baja de España y la más envejecida, donde ni siquiera está garantizado el relevo generacional. “Es un motivo de pesimismo, de preocupación y de tristeza”

La presidenta defendió la necesidad imperiosa de “iniciar actuaciones que nos permitan modificar la tendencia, porque Asturias es el mayor geriátrico nacional y hay que combatir el éxodo juvenil y el envejecimiento”.