Mercedes Fernández exige al presidente del Principado y responsable de la gestora nacional del PSOE "el mismo rigor y coherencia con la que nos examinó a nosotros" cuando se negociaron las cuentas de Asturias

Aunque Mercedes Fernández confía "casi ciegamente" en la capacidad de persuasión de Mariano Rajoy, aprovechó la sesión de control al presidente del Principado, y máximo responsable de la gestora que dirige el PSOE a nivel nacional, para pedirle en la negociación de los presupuestos generales del Estado "el mismo rigor y coherencia con el que nos examinó a los grupos de la oposición" cuando lo que estaba en juego eran los presupuestos de Asturias. "Es lo justo", recalcó la portavoz del Grupo Parlamentario Popular.

Los populares, recordó Mercedes Fernández, hicieron entonces "un ejercicio de responsabiildad" y aprobaron las cuentas del Principado, eso sí, a cambio de librar a numerosas familias asturianas del Impuesto de Sucesiones "con el que usted castiga de forma severa a los asturianos". En 2016, en Asturias se pagaban 28.229 euros por una herencia de 200.000 euros. Ahora, no se paga nada. 

Gracias al PP de Asturias, además, a lo largo de este año se elevará a 300.000 euros el mínimo exento y se modificará por ley la bonificación de la vivienda habitual, de tal forma que ya no hay que mantener la csa en propiedad 10 años, sino tan sólo 3. "El deber, señor Fernández, no siempre coincide con el interés", le espetó la presidenta de los populares asturianos.

Y echó mano de la hemeroteca para refrescarle la memoria al presidente del Principado y a su partido: "En diciembre, nos recriminaba a los grupos de la oposición acerca del sinfín de cuestiones e iniciativas que no podrían salir adelante si la irresponsabilidad de los partidos impedía que esta Cámara aprobase los presupuestos. Hablaba de consolidar el crecimiento, de robustecer los servicios públicos, de desarrollo económico y social...". Pues bien, "cuando se practica la ley del embudo, el embudo da la vuelta", apostilló la dirigente popular.

De hecho, ahora lo que está en juego es el desarrollo económico y social del país, y la aprobación de unos presupuestos que "no son los suyos, pero son los de España", señaló Mercedes Fernández. Y de ellos depende, entre otras cuestiones, el incremento retributivo de los empleados públicos, el fondo de compensación interterritorial o las nuevas infraestructuras. "Debería explicar a los asturianos si el grupo socialista tendrá o no el coraje de apoyar" los presupuestos generales del Estado, instó la presidente del PP de Asturias.