La presidenta del Partido Popular de Asturias, Mercedes Fernández, clausuró el ciclo de conferencias que, bajo el título "Campoamor: un hombre, un teatro", la Comisión de Cultura del PP organizó en el Edificio Histórico de la Universidad de Oviedo para conmemorar tanto el 200.º aniversario del nacimiento del escritor naviego como el 125.º cumpleaños del teatro que lleva su nombre. "El objetivo que nos planteamos está sobradamente cumplido, en nuestro compromiso de abrirnos a la sociedad con nuevos canales de conexión y comunicación", celebró.

"Queremos sacudirnos la costumbre de hablar de lo de siempre, estar con los de siempre y hacer lo de siempre, abriéndonos a la sociedad e impulsando temas que tienen interés", explicó Mercedes Fernández junto a la presidenta de la comisión de Cultura, María Ablanedo.

Teresa Caso, de la Fundación Princesa de Asturias, fue la encargada de abrir la última conferencia del ciclo, por la especial vinculación de la Fundación con el teatro en el que se entregan los Premios que llevan su nombre. Después, llego el turno de los profesores de la Universidad de Oviedo Ramón Sobrino y María Encina Cortizo, en un minucioso recorrido por los grandes nombres de la música que, desde su inauguración en 1892, han pisado las tablas del coliseo ovetense.

Campoamor

Para Mercedes Fernández, "Ramón de Campoamor se merece su sitio en la cultura asturiana, igual que los asturianos sentimos el Teatro Campoamor como nuestro, porque la vida de cualquier asturiano encuentra referencias en él".

Finalmente, agradeció a la Universidad de Oviedo todas las facilidades dadas para estas conferencias, la gran labor de los ponentes y la acogida del público que llenó, cada día, el Aula Magna de la Universidad en una iniciativa "sensata y muy poco partidaria, para abrirnos a la sociedad, cosa que, si no hacemos, nos reprochan con razón, permitiendo a todo el público acercarse a nuestras actividades".

El broche de oro lo puso la Capilla Polifónica Ciudad de Oviedo, dirigida por Pablo Moras, que interpretó tres de los coros de zarzuela y ópera más representados en la larga historia del Teatro Campoamor.