Solicita mayor protagonismo para el sector y propone ayudas a la creación de empleo, la eliminación del céntimo sanitario, una FP dual específica, mejorar el ticket del autónomo y una ley de emprendedores

La presidenta regional del Partido Popular ha lamentado hoy el descenso del número de trabajadores autónomos que se ha registrado en Asturias en el primer semestre de 2019. La caída en nuestra comunidad se ha situado en el -0,5% (395 autónomos menos, solo por detrás del País Vasco en cifra absoluta), la segunda bajada más alta de España en términos relativos tras La Rioja (-0,7%).

Por contra, en el mismo periodo del presente año el régimen de autónomos (RETA) en España aumentó su número de afiliados en 31.937, pasando de los 3.254.663 en diciembre de 2018 a los 3.286.600 en junio de 2019. No obstante, este leve crecimiento supuso un aumento de solo el 1%, lo que le convierte en el peor semestre en afiliación de autónomos desde 2013 con la mitad del crecimiento que en los primeros seis meses de 2018, cuando avanzó en 68.880.

Estas cifras han llevado a Mercedes Fernández a manifestar hoy en su cuenta de Twitter que “Asturias pierde autónomos, mientras otras comunidades crecen”, lo que le lleva a preguntarse “¿qué se está haciendo mal en el Principado?”. Agrega que “modificar el Reglamento de la Junta General -cuestión que se está discutiendo estos días- es importante, pero lo son mucho más los trabajadores autónomos, que deben tener protagonismo”.  

El PP de Asturias incluye en su programa electoral una batería de medidas y ayudas que sirva a los autónomos “para crecer y contratar”, ha reiterado Mercedes Fernández a lo largo de los últimos cuatro años. Entre ellas destaca la eliminación del céntimo sanitario, “del que en el Principado se aplica el recargo más alto de España y de esa competencia la región sale perdiendo”.

Asimismo, los populares se han comprometido a mejorar la gestión del ticket del autónomo, incluyendo en los Presupuestos del Principado un crédito ampliable y la habilitación de seis procesos a lo largo del año para resolver las solicitudes.

Entre las nuevas ayudas para el sector, figura la concesión de 6.000 euros para la contratación indefinida y 3.300 para el primer contrato temporal, con el objetivo de “ayudar a resolver el problema fundamental de los asturianos, que es el empleo”.

Mercedes Fernández también comprometió la elaboración de una ley de apoyo a las pymes y a los autónomos, que ofrezca seguridad jurídica y proyección de futuro, y la creación de un Consejo del Autónomo, un órgano de representación donde se discutan todos los asuntos del sector y se busquen soluciones a los problemas.

La presidenta también ha indicado en numerosas ocasiones la necesidad de contar con un plan específico de formación dual, ya que los autónomos están en la actualidad en Asturias al margen de cualquier iniciativa de FP.

Fernández remarca que estas medidas suponen un complemento a todas las políticas para los autónomos propuestas por el presidente nacional del PP, Pablo Casado, en la campaña de las últimas elecciones generales, como una menor fiscalidad, las tarifas planas, las ayudas a los jóvenes empresarios y la eliminación de trámites y trabas burocráticas.