El Grupo Parlamentario Popular, a través de su portavoz en Sanidad, Carlos Suárez, ha calificado de "tomadura de pelo" lo ocurrido con el centro de salud previsto en Tapia de Casariego. Y lo ha hecho en el marco de "Miércoles, carretera", iniciativa que permite al PP asturiano conocer de primera mano los problemas y necesidades de la región.  

"El centro de salud de Tapia de Casariego es un tema prioritario, que el anterior alcalde, del PP, acordó con el Principado", expuso Carlos Suárez, en la visita de los populares a la zona. "De ese acuerdo hace ya dos años y, ahora, con la nueva alcaldesa, resulta que ya no se va a hacer. ¿Cómo es que algo que era posible hace dos años no lo es ahora?", lamentó. 

El motivo: "Porque los terrenos adjudicados para el centro de salud está a menos de 150 metros del cementerio y no se puede hacer. Y justo se han dado cuenta ahora, lo que nos hace suponer que no se preocuparon en absoluto de los compromisos adquiridos previamente hasta que les vino bien electoralmente"

Según Carlos Suárez, "es un desprecio absoluto por los vecinos de Tapia" y, en general, por el occidente asturiano, donde el PP también lleva reclamando "unos servicios dignos" para su hospital de Jarrio. "Hace un año salió publicado el marco de actuación prioritaria para el Área I. Entre los proyectos estrella, estaba el centro de salud de Tapia. Y vemos que no habrá centro en esta legislatura. Que nadie dude del compromiso del PP con esta obra imprescindible si gobierna Asturias".