El consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, "debe prestarle más atención al problema de la contaminación y la calidad del aire, el más grave al que se enfrenta su Consejería, y olvidarse de esas otras cosas a las que dedica su tiempo, se lo exigimos los asturianos", dijo la diputada del PP Marifé Gómez, ante el Pleno de la Junta General, al titular de esta cartera en el Gobierno. 

"Los problemas de la calidad del aire en Asturias son, en parte, resultado de la inacción, o de la acción desafortunada, de su gobierno; por ejemplo de las 15 medidas incluidas en el Plan del Aire que finalizó en 2017 sólo 6 dieron algún resultado", expuso la parlamentaria. 

Si el Gobierno del Principado "se dedicase a lo que debe", apuntó Gómez, "quizá podríamos haber empezado el año con titulares distintos en los medios de comunicación, que contaban la pésima calidad del aire en los concejos del área central asturiana".

"De 13 estaciones de medición, sólo en 2017 nueve de ellas registraron aumentos en los niveles de las partículas contaminantes PM10", añadió, subrayando la "clara relación" de la contaminación en Asturias con la salud y el aumento de patologías respiratorias.