El diputado regional y secretario general del Partido Popular, Luis Venta, acusó hoy a la izquierda asturiana de “estar obsesionada con esquilmar el bolsillo de los asturianos” con nuevas subidas del canon de saneamiento, mientras las depuradoras no funcionan y miles de asturianos siguen vertiendo sus aguas residuales.

En una rueda de prensa celebrada en la Junta General, Luis Venta denunció que desde el Gobierno socialista de Pedro Sánchez “se quiere humillar a Asturias con la subida del peaje de la autopista del Huerna, y en la región la izquierda nos quiere someter a la asfixia fiscal”.

El secretario general afirmó que no se entiende que, mientras se afirma que el saneamiento es el mayor problema medioambiental de Asturias, la Junta de Saneamiento, encargada de hacer las obras, tiene un remanente de 13,7 millones de euros, “y aún así se quiere recaudar más de los asturianos; es una obsesión”.

“Los planes socialistas han sido un fracaso, pero a la Consejería le preocupa recaudar, no el saneamiento”, subrayó, para añadir que el Gobierno regional socialista quería incluso que los asturianos pagasen por un servicio que no tenían”.

En este sentido, recordó que desde 2002 se han recaudado más de 600 millones de euros por el canon de saneamiento, “y les parece poco, porque solo les importa a los socialistas que todas las personas que tiene agua en casa paguen, cuando en muchas localidades los vecinos han costeado las obras por el abandono del Principado”.

El parlamentario popular recalcó que “nos opondremos frontalmente a una subida de las tarifas de este impuesto, y también lucharemos para que los ganaderos y agricultores sigan exentos del canon”.

Luis Venta se refirió también a otra obsesión de los socialistas: la creación de macroconsorcios que en la práctica suponen gobiernos paralelos con poca transparencia, como Cadasa, que se utilizan para “colocar amigos”.

Contratos de Cadasa

A este respecto, el secretario general desveló que Cadasa, el consorcio público de aguas del Principado, es una de las principales contratadoras de la empresa Valoriza, que está siendo investigada en el denominado “caso Enredadera”.

Venta apuntó que hay varios contratos menores y contratos de subrogaciones por valor, alguno de ellos, por casi 6 millones de euros. Citó entre ellos la renovación del canal del Narcea en Ablaneda, explotación y conservación del Alto Nalón y estación depuradora de Sobrescobio o la depuradora de La Franca.

Por ello, anunció, el PP pedirá la comparecencia de los responsables de Cadasa en la comisión de la Junta General que investiga el caso Enredadera, para que den cumplidas explicaciones.

“El saneamiento igual hay que empezarlo por analizar cómo han sido estos contratos”, ironizó.