El secretario general del Partido Popular de Asturias y secretario ejecutivo nacional de Agricultura y Desarrollo Rural, Luis Venta, defendió hoy la necesidad de cambiar urgentemente la legislación asturiana sobre el lobo, “que en ningún caso puede ser una especie protegida, sino que debe ser catalogada como un peligro para la ganadería y los ganaderos de Asturias.

Luis Venta afirmó que esta medida es muy necesaria, máxime cuando los jueces han suspendido el plan de gestión del lobo en Castilla y León, es decir, la disminución de la población de la especie para luchar contra los ataques que sufren los ganaderos.

“Al PP no le temblará el pulso para defender una vez más a los ganaderos, porque ya está bien de mirar por los lobos, de mirar por la fauna y dejar a un lado a las personas; las políticas deben estar orientadas primero a los ciudadanos”, subrayó.

El diputado popular denuncio el ecologismo radical y de despacho del Gobierno socialista, “que está claramente intentando acorralar a los miles de asturianos que viven de la ganadería”.

“Quieren que comulguen con ruedas de molino para tragarse a los lobos en sus explotaciones, apoyando a los lobos, pero no a la caza ni a los toros”, indicó.

Luis Venta afirmo que “habrá que facilitar a los ganaderos que se puedan defender individualmente de los ataques de los lobos, legislar en favor de la propiedad privada, porque ahora hay una persecución clara hacia la ganadería, que tiene muchos problemas económicos y además tiene que aguantar los ataques a su actividad”.

“Que el lobo fuese una especie cinegética era una solución, porque hay que disminuir la población de lobos en Asturias drásticamente; no podemos dejar la región como un solar”, expuso.

Venta manifestó que la situación que se vive en las zonas rurales de la región “es una provocación más, y cada vez es más grave como consecuencia de la sinrazón y radicalidad de ecologistas, que les interesa el lobo y no las personas”.