· La presidenta del PP subraya que “o bien el presidente no se lo ha leído, o pese a habérselo leído tiene la desfachatez de hablar de cumplimiento en una clara falta de respeto a los asturianos de estas comarcas”. · “Barbón ya ha dado muestras de que le gusta muy poco trabajar y de que la gestión le queda muy grande”, asegura la líder popular.

La presidenta del PP de Asturias, Teresa Mallada, ha criticado duramente las declaraciones efectuadas la semana pasada por el presidente del Principado, Adrián Barbón, en las que aseguró, en una vista a Berducedo, que gran parte de los objetivos del Plan del Suroccidente se han cumplido. “Ha sido un nuevo ejercicio de cinismo del presidente”, declaró la líder popular.

Mallada ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa hoy en Pola de Allande junto al portavoz del PP allandés, José Antonio Rodríguez; el secretario general del PP, Álvaro Queipo y la diputada por el Occidente, Cristina Vega.

Para la popular, “ni objetiva ni oficialmente” el jefe del Ejecutivo puede hacer esta afirmación. En este sentido indico que “no hay más que venir a estos concejos -Allande, Cangas de Narcea, Ibias, Degaña y Tineo- para ver que no están hechas las obras comprometidas ni llevadas a cabo las actuaciones previstas en el Plan”.

Tampoco el presidente puede, en opinión de la popular, demostrar el grado de cumplimiento del Plan de una forma oficial porque no hay informes de seguimiento y evaluación por parte de la Universidad de Oviedo desde que se paralizase su realización en 2019 por problemas de contratación, que el Gobierno tampoco supo solventar.

Mallada enumeró un listado de proyectos incluidos en el Plan que no han sido ejecutados. En materia de infraestructuras, la popular citó la autovía del Suroccidente que une Asturias con León “imprescindible para el desarrollo de la zona” y otros tramos de carreteras comprometidos, que no se han llevado a cabo.

En lo que se refiere a servicios sanitarios, denunció que el área sanitaria II, en el que se incluyen estos cinco concejos, continúa siendo la única de toda la región que no cuenta con una UVI móvil, “pese a que es un territorio con una población muy envejecida y vulnerable”. También señaló que no están cubiertas todas las plazas de especialistas en el Hospital Carmen y Severo Ochoa y que aún no se ha construido el anunciado centro de salud de Cangas del Narcea.

La popular también hizo referencia a las carencias en atención sociosanitaria en referencia a los retrasos en la construcción de una residencia de mayores del ERA en Cangas de Narcea, y en protección del patrimonio “con el Monasterio de Obona como ejemplo de abandono y dejadez”. La popular también reclamó la construcción del parque empresarial de Allande o la puesta en marcha del curso de Vitivinicultura en el municipio de Ibias.

 

Falta de respeto

Para Mallada, solo caben dos explicaciones posible a las declaraciones de Barbón de la semana pasada. La primera sería que el presidente no se haya leído el Plan del Suroccidente, “lo que es muy grave pero no sorprendente ya que después de dos años ha quedado patente que lo de trabajar no le gusta mucho  al presidente y lo de gestionar, le queda muy grande”.

La segunda explicación sería que pese a haberlo leído “haya tenido la desfachatez de plantarse en Allande para hacer un nuevo ejercicio de cinismo”.

Una u otra explicación son una falta de respeto para los vecinos del Suroccidente”, sentenció Mallada.