· La presidenta popular anuncia que el GPP llevará una iniciativa a la Junta para que el Gobierno asturiano inste al Ejecutivo de Madrid a aceptar las enmiendas del PP. · Anima a los asturianos, incluido al presidente Barbón, a acudir a la concentración el miércoles ante Delegación de Gobierno y adelanta que el PP de Asturias estará presente en la manifestación del sábado en Madrid.

La presidenta del PP de Asturias, Teresa Mallada, ha asegurado esta mañana que la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana que defienden el Gobierno de Pedro Sánchez y Podemos “deja a los pies de los caballos” a los agentes de la Policía y Guardia Civil.

Así lo ha indicado la popular en una rueda en la que ha estado acompañada por representantes de los sindicatos y asociaciones Jupol, Jucil, SUP, SPP, UFP, Cep, Sipla, UGC y ASP; el diputado regional responsable de Interior, Pablo Álvarez-Pire y la responsable del área de Seguridad de la Comisión de Estudio de Justicia e Interior del Partido Popular de Asturias, Silvia Garrido.

Mallada ha explicado que, con esta reforma impulsada inicialmente por el PNV, se pretenden cambiar 23 de los 54 artículos de la Ley en vigor que, ha recordado, fue aprobada en 2015 por el Gobierno del PP y ha sido respaldada por el Tribunal Constitucional que ha tumbado todos los recursos presentados por las fuerzas políticas de la Izquierda contra la misma.

Para la popular, esta modificación “coarta la capacidad de actuación de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y pone en riesgo su integridad física y la de sus familias”. Además, agrega la popular, “vacía de contenido práctico la capacidad de la acción policial para proteger a unos ciudadanos cada vez más indefensos ante la delincuencia y la violencia”.

Además, Mallada defendió que cualquier ley puede reformarse, “pero ha de hacerse intentado alcanzar consensos con los afectados, ya que en este caso, esta Ley es la herramienta de trabajo de los agentes”.

Entre los puntos más criticados de la reforma, la popular citó la rebaja de 6 a 2 horas de plazo para identificar y retener a sospechosos de delitos, la limitación del uso de material antidisturbios como las pelotas de goma, o la posibilidad de celebrar manifestaciones espontáneas sin previa comunicación. Asimismo, criticó la intención de los impulsores de la reforma de equipar la palabra de los cuerpos y fuerzas de seguridad con la de los delincuentes, dado que el atestado policial pierde la presunción de veracidad.

Ante semejante “temeridad”, en palabras de la presidenta popular, el Partido Popular ha presentado en el Congreso casi 40 enmiendas a la Ley para tratar de frenar esta reforma y ha anunciado que, si finalmente sale adelante, el PP la recurrirá al Tribunal Constitucional y la derogará una vez gobierne.

Apoyo a las movilizaciones e iniciativa en el Parlamento asturiano

“Y ante esta indefensión, ante este atropello: ¿Qué hace el Gobierno socialista de Asturias? ¿Se pliega una vez más ante los intereses del Gobierno Central? ¿Dónde están la Delegada del Gobierno de Asturias y el Presidente del Principado? ¿Por qué no levantan la voz para defender a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad de Asturias?”, se ha preguntado la líder del PP.

Mallada ha apuntado que, para los socialistas, “es más conveniente callarse; vender a la Guardia Civil y a la Policía, aún a costa de la falta de seguridad en la que nos vamos a ver inmersos los asturianos si esta reforma sale adelante”.

Por último, la popular ha anunciado que el PP de Asturias estará presente tanto en la concentración del miércoles en Oviedo como en la manifestación del sábado en Madrid y ha adelantado que el PSOE de Asturias “también tendrá la posibilidad de retratarse” en la Junta General del Principado porque el PP presentará una iniciativa asturiano para que el Gobierno del Principado exija al Gobierno de la Nación que acepte y recoja las enmiendas presentadas por el PP en el Congreso de los Diputados, “por entender que solo con ellas se garantiza la seguridad de los ciudadanos en Asturias”.