· Culpa al Ejecutivo de Sánchez de aplicar políticas nefastas para las electrointensivas y de ser incapaz de abaratar la factura eléctrica de estas compañías, el doble que en Francia. · “No nos merecemos un Gobierno que nos miente”, asegura Mallada de la gestión del Principado en lo que respecta a la situación de la planta avilesina. · Se ofrece a Izquierda Unida para presentar en la Junta de la petición de reprobación del consejero de Industria, Enrique Fernández.

“La única solución para la gran industria asturiana, y por tanto para Asturias, dado el empleo que ésta genera, es un cambio de Gobierno en España y en Asturias”. Así de contundente se ha mostrado esta mañana la presidenta del Partido Popular de Asturias, Teresa Mallada, que ha señalado como culpables de esta situación a los Gobiernos socialistas de Sánchez y Barbón. “El primero por acción -por sus nefastas políticas en materia de energía- y el segundo por omisión -por su incapacidad para influir en la estrategia industrial del Ejecutivo central-”.

Mallada se ha manifestado así tras mantener una reunión esta mañana con el Comité de Empresa de Alu Ibérica en la que también han participado el secretario general del PP asturiano y diputado responsable de Industria, Álvaro Queipo; la coordinadora del PP de Avilés y diputada regional, Reyes Fernández Hurlé y la portavoz municipal del PP en Avilés, Esther Llamazares.

La presidenta del PP ha asegurado que, a la incapacidad de ambos Ejecutivos para solucionar los problemas de la gran industria, se une el hecho de que el Gobierno de Adrián Barbón ha mentido en reiteradas ocasiones en lo que respecta a la situación de la factoría de Alu Ibérica.

En este sentido, la popular ha hecho un repaso sobre los pronunciamientos públicos tanto de los líderes nacionales del PSOE como del consejero de Industria, Enrique Fernández, desde que en 2018 saltaran las alarmas sobre el futuro de la planta.

La presidenta del PP recordó que el Estatuto electrointensivo aprobado en diciembre de 2020 fue una gran decepción que “no solucionaba los problemas de las grandes industrias asturianas” y subrayó que Alu Ibérica, está hoy más en riesgo que nunca tras haber entrado en concurso de acreedores y pese a los “falsos” anuncios del Gobierno del Principado de posibles soluciones.

“Con el actual estatuto y la no presentación de uno para los grandes consumidores eléctricos; la sensible reducción de las compensaciones al precio de la electricidad y los actuales precios del mercado eléctrico; parece difícil el mantenimiento de la actividad industrial no solo para esta empresa, si no para la mayor parte de la industria asturiana”, añadió la popular.

Las industrias españolas pagan el doble que las francesas por la luz

En este caso, agregó Mallada, es el Gobierno de Sánchez el que debe poner en marcha medidas eficaces para hacer competitiva a la industria electrointensiva.  Según los datos de la Asociación de los Grandes Consumidores de Energía (AEGE), la gran industria cerró el año 2021 con el megavatio un 228% más caro que en 2020, triplicando la factura del año anterior. Y pagando nuestra industria el doble que en Francia. “Así es imposible competir y, estos precios propician la deslocalización de las empresas”, sentenció la popular.

Respecto a la reprobación del consejero de Industria solicitada por el Comité de Empresa de Alu Ibérica, la popular indicó que “el presidente Barbón ya lo ha hecho de facto anunciando la agencia de la Ciencia, que pasaría a absorber el Idepa, quitándolo por tanto el grueso de las competencias en Promoción Económica de su Consejería y convirtiéndole en el consejero de empleo sin ocupación”.

En este sentido, criticó la cobardía del presidente por no atreverse a cesar a Fernández “pese a no tomar ninguna medida en materia de Industria para no contradecir a Madrid”.

Mallada propuso a Izquierda Unida “para ayudarle a que salga de dudas”, presentar conjuntamente esta reprobación en la Junta.

“Hay que dejar ideologías al margen y defender a nuestra industria. En esa defensa siempre encontrarán al PP”, añadió.

Intervención SEPI

Por último, Mallada anunció que registrará una batería de preguntas en la Junta General para conocer por qué la SEPI ha descartado ayudar a la empresa. “¿Qué informes ha trasladado el Gobierno del Principado?, ¿Qué trabajo ha realizado?”, se ha preguntado la popular al tiempo que ha destacado el carácter estratégico de la producción de aluminio.