· La presidenta del PP cree que Asturias “no puede permitirse” clausurar estos centros que daban apoyo, formación y asesoramiento a pymes, autónomos y emprendedores. · El presidente del PP de Avilés, Pedro de Rueda, critica el silencio del Gobierno municipal ante el cierre del centro avilesino que era “pionero”.

La presidenta del PP de Asturias, Teresa Mallada, ha criticado la “incoherencia” del Gobierno asturiano por cerrar a fecha 31 de diciembre, la Red de centros SAT, que daban apoyo, formación y asesoramiento a pymes, autónomos y emprendedores, “cuando dice que el Principado apuesta por la digitalización”.

Mallada hizo estas declaraciones durante una rueda de prensa telemática esta mañana desde la sede del PP de Avilés, donde se ubicaba uno de estos centros, y en la que ha estado acompañada por el presidente del PP de Avilés, Pedro de Rueda y la portavoz popular municipal, Esther Llamazares.

Explicó que la denominada Red SAT de Centros de Acompañamiento Tecnológico e Innovación para el Desarrollo Económico de Asturias daba cobertura prácticamente al cien por cien del territorio asturiano, ya que tenía oficinas en El Franco, Tineo, Cangas de Narcea, Avilés, Gijón, Llanera, Langreo, Mieres y Llanes ofreciendo un servicio fundamental a los emprendedores.

Mallada señaló que a su Grupo parlamentario “le saltó la alarma” cuando constató la eliminación en los Presupuestos regionales para este año de la partida nominativa de 480.000 euros que cubría hasta el 60 por ciento de los salarios de los trabajadores de estos centros.

En las actuales cuentas, añadió la popular, solo se contempla una partida de 250.000 euros destinadas al CTIC, que es quien gestiona esta red, pero no se especifica que este Centro Tecnológico derive esos fondos a las labores y servicios que antes ofrecía la Red de centros SAT.

Así,  recordó que el Grupo Parlamentario Popular presentó una enmienda a las cuentas regionales para este ejercicio por la misma cantidad de la nominativa del año anterior “para garantizar la supervivencia de estos centros”.

Fue rechazada por los Grupos de PSOE, IU, Ciudadanos, Vox y el diputado Adrián Pumares de Foro, con la abstención de Podemos.

“Si en el caso de Avilés y debido a su tejido empresarial, la eliminación del centro es un error mayúsculo, imagínense en el caso de aquellas zonas de la Asturias rural en la que estos pequeños empresarios dependen de este apoyo para hacer competitivas sus empresas”, añadió la presidenta.

En este sentido, para la presidenta popular, eliminar en estos momentos estos centros “es algo que Asturias no se puede permitir” porque ahora el objetivo de todos “debe ser el mantenimiento del empleo y la creación de puestos de trabajo”.

Mallada recordó que estamos hablando de unos centros muy pegados al territorio, que ayudan a pequeñas y medianas empresas, a los autónomos y a emprendedores, dándoles asesoramiento.

Para la popular, los datos hablan por sí mismos: “En los últimos cuatro años, se han beneficiado de este servicio 3.505 empresas; se desarrollaron 9.139 sesiones de asesoramiento, 709 actividades divulgativas o de capacitación, con más de 10.000 asistentes”.

Además, subrayó, el 87% de las empresas que acudieron a estos centros son micropymes.

Pedro de Rueda, por su parte, criticó el silencio del Gobierno local cuando el centro SAT de Avilés era “pionero” y siempre se había puesto como ejemplo y recordó los datos: en los últimos tres años (2018, 2019 y 2020) se benefició a 296 empresas beneficiadas, de las que 120 pertenecían al sector servicios, 66 a la industria, 63 de comercio, 26 de turismo, una a la construcción y 20 a otros sectores.