El portavoz de Bienestar Social del Grupo Parlamentario Popular, Matías Rodríguez Feito, cifra en unos 18 millones de euros el dinero que finalmente tendrá que devolver el Principado a los usuarios del ERA (Establecimientos Residenciales para Ancianos) a los que cobró de más por no haber tenido en cuenta que habían sido declarados dependientes antes de 2011.

Feito se muestra muy crítico con el anuncio hecho esta semana por la consejera del ramo, Pilar Valera, por el que el Gobierno del Principado devolverá este año unos 6 millones de euros a 958 de los 2.850 residentes del ERA afectados por esta situación con cargo al superávit de ejercicios pasados de este organismo autónomo. “Resulta que dijo que costaría 6 millones, pero ahora sabemos que es sólo para menos de un tercio de los afectados, ¿y el resto?”, se pregunta.

“Estamos indignados y escandalizados por esas cifras y por el hecho de que la consejera aún no sepa cuándo se va a proceder a esa devolución, es una verdadera vergüenza y el resultado de una nefasta gestión”, sentenció.

Tras preguntarse de dónde va a sacar el ERA tal cantidad de dinero, Rodríguez Feito ha advertido que su formación ya había previsto que el Gobierno incumpliría los plazos de devolución marcados y que, por lo tanto, seguiría alargando la agonía de decenas de las familias a las que "estafaron mientras desviaban el dinero de la dependencia a tapar agujeros como el del salario social".

Para Rodríguez Feito, dado que es difícil mantener la confianza en su gestión, la consejera debería dejar su cargo y dimitir. "Hace mucho tiempo que dejó de haber verdad en la gestión de los servicios municipales en esta comunidad autónoma", ha añadido.