El portavoz de Bienestar Social del Grupo Parlamentario Popular, Matías Rodríguez Feito, vicesecretario de Políticas Sociales del PP de Asturias, ha denunciado, en la comisión celebrada esta mañana en la Junta General, la “incapacidad” del Gobierno del PSOE para atajar las listas de espera en la red de Establecimientos Residenciales para Ancianos (ERA) del Principado.

“Les exigimos respeto y transparencia en un asunto que empeora cada día”, aseveró el diputado del PP, que reconoció “el esfuerzo” de los profesionales del ERA ante los desmanes  de la Consejería. “Cuestionamos, con rigor, la gestión del Gobierno, en ningún caso la necesidad de este organismo o a sus trabajadores, y quiero que quede claro”, sentenció.

Rodríguez Feito reprochó a la consejera, la socialista Pilar Varela, que su equipo “no asuma ninguna responsabilidad por una gestión, nefasta, que nos cuesta 135 millones de euros al año”. “Perjudican a miles de personas mayores, y a sus familias, a las que querían hacer pagar el pato con cobros abusivos”, recordó.

El parlamentario popular afeó a la titular de Servicios Sociales que, ante una lista de espera que no deja de crecer, “sigan negando nuevas inversiones, en lugares como Navelgas (Tineo), donde llevamos 15 años reclamando una residencia; en Allande, donde ya se suman 12 años; o en Villayón”. Unas inversiones que, como apuntó Rodríguez Feito, “serían un importante revulsivo de actividad en territorios especialmente castigados por el declive demográfico”.

La negativa a levantar nuevas residencias se une, continuó el diputado popular, “al retraso de otros proyectos, como el de Cangas del Narcea, lo que hace que la marginación al Suroccidente sea más que evidente”.

“Sospechamos que, con su opacidad endémica, ni siquiera saben cuántas personas están esperando por una plaza en una residencia del ERA”, añadió Rodríguez Feito, que llamó la atención sobre el hecho de que la Consejería “siga concertando plazas en centros privados cuando mantienen plantas cerradas en residencias públicas como la de El Mirador, en Tineo”.