La presidenta explica en Cudillero que los populares asturianos están en "periodo de reflexión" sobre las propuestas de los candidatos a la Presidencia; "queremos acertar y dar el respaldo a quien lleve al PP a ser un partido fuerte, unido y ganador"

"Tanto Soraya Sáenz de Santamaría como Pablo Casado son el futuro del Partido Popular", afirma la presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández. Por eso, de cara a la segunda vuelta del Congreso Nacional extraordinario del partido, los populares asturianos se encuentran, explicó, en "periodo de reflexión" sobre las propuestas de ambos candidatos, "escuchando opiniones y contrastando". "Lo que queremos es acertar y dar el respaldo a aquella persona que lleve al PP a ser un partido fuerte, cohesionado y unido, porque así será un partido ganador", sentenció.

En Cudillero, y tras visitar la Quinta de Los Selgas, dentro de la campaña "Los miércoles, carretera", la presidenta recordó que, en Asturias, María Dolores de Cospedal fue la candidata que obtuvo el apoyo mayoritario de los afiliados. Y en la segunda vuelta, y con Santamaría y Casado como candidatos, los compromisarios asturianos han de pensar a quién dar su apoyo.

"No me siento presionada, sino cortejada; los dos tienen valía y cuialidades", destacó Mercedes Fernández. "Santamaría es una mujer llena de experiencia, con muchas horas de vuelo en el Gobierno, ha demostrado fortaleza y una gran capacidad y rectitud en el hacer, y es muy importante que las mujeres tengamos espacio y protagonismo político; y Casado es la juventud, llena de ilusión", aseveró.

La presidenta del PP de Asturias fue muy clara al subrayar que el Partido Popular, "como ganador de las tres últimas elecciones, debe tener un protagonismo absoluto en el quehacer institucional". "Queremos recuperar el Gobierno porque, aunque Pedro Sánchez ha llegado al poder de forma legítima y constitucional, los españoles no le dieron en las urnas ese mandato, sino que querían un Gobierno del PP", insistió.

Preguntada por la oportunidad de un debate entre los candidatos, Mercedes Fernández no ve su necesidad, "porque eso es lo que quiere la izquierda, que nos desgastemos". La división, añadió, "sería el peor escenario posible, porque del Congreso debemos salir fortalecidos".

La "ecología de salón" de una ministra "contraria a los intereses de Asturias"

En otro orden de cosas, Mercedes Fernández abordó el contenido del Pleno, sobre transición ecológica, que se celebrará el próximo viernes en la Junta General, con la comparecencia del presidente del Principado, el socialista Javier Fernández. "Lo hace porque el PP lo pidió", destacó la presidenta, convencida de que el Parlamento asturiano "no puede ser ajeno a este debate".

"Hemos pasado de un ministro del PP, cómplice del mantenimiento de las centrales térmicas, algo que apoya la mayoría de los asturianos; un ministro con el que nos sentíamos protegidos, a una ministra, la socialista Teresa Ribera, que es un peligro evidente y que busca la descarbonización exprés", advirtió.

El presidente de Aragón "ha ido a la UE a remover obstáculos" para la continuidad de las térmicas, "pero nuestro presidente sigue en la quietud y la parsimonia". "Y el buenismo de la Federación Socialista Asturiana, que asumimos dio su beneplácito a esta ministra y a su 'ecología de salón' conforme a la influencia en el PSOE de la que presumen, no nos viene bien en Asturias", añadió. "No debemos bajar la guardia, sino responder, porque esta ministra no apuesta por los asturianos", sentenció.