La presidenta del PP de Asturias destacó en su intervención "la labor encomiable" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y reprobó "el acoso sistemático" que sufren en Cataluña por proteger los derechos y libertades de todos

La presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, ha defendido una Proposición no de Ley en la Junta General del Principado para dar apoyo y respaldo a la labor que la Policía Nacional y la Guardia Civil vienen desarrollando en defensa de las libertades y derechos de todos los ciudadanos. Un apoyo que los populares consideran más de justicia ahora, si cabe, dados lo acontecimientos ocurridos en Cataluña. 

Policía Nacional y Guardia Civil realizan "una labor encomiable", aseveró Mercedes Fernández, al tiempo que reprobaba "el acoso sistemático" al que sus miembros están siendo sometidos en Cataluña por defender la soberanía del pueblo español y el interés general de nuestro país. En reconocimiento de su trabajo, "se requiere una defensa unánime" por parte de la Cámara. 

Finalmente, la Proposición del PP salió adelante, aunque no con la unanimidad que defendía su presidenta regional y portavoz del Grupo Parlamentario Popular, ya que IU y Podemos optaron por abstenerse ante este reconocimiento a cuerpos "tan acreditados" como la Policía Nacional y la Guardia Civil, que "también desarrollan una tarea absolutamente ejemplar, discreta pero eficaz, en defensa de las mujeres y menores que son víctimas de violencia".

Impedimentos de los servicios jurídicos de la Cámara

La intención del PP era ir más allá en este reconocimiento para avanzar en la igualdad retributiva entre los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y los autonómicos. Pero la enmienda presentada a tal efecto fue rechazada por los servicios jurídicos del Parlamento. "No es aceptable que, con interpretaciones jurídicas del siglo pasado, se impida que un grupo que tiene una idea pueda ampliarla a mayores. Nos parece lamentable", criticó Fernández.

La enmienda presentada por el Partido Popular "no la prohibe el reglamento" y "es de sentido común", pero aún así fue desestimada por los servicios jurídicos de la Junta General del Principado, que evitaron con esta decisión el pronunciamiento de la Cámara sobre una equiparación salarial que "es merecida y de justicia".