La presidenta mantiene un encuentro con Íñigo de la Serna en el Congreso Nacional del PP que se celebra en Madrid, y afirma que es de justicia para los asturianos que se solventen los asuntos pendientes en infraestructuras

La presidenta del Partido Popular de Asturias, Mercedes Fernández, mantuvo hoy un encuentro con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en el transcurso de la segunda jornada del Congreso nacional del Partido Popular que se celebra en la Caja Mágica de Madrid.

Tras el encuentro, y en declaraciones a los medios de comunicación, Mercedes Fernández señaló que tiene “una interlocución muy fluida” con el titular de Fomento.

“Siempre aprovecho para decirle que tenga presente a Asturias en el Consejo de Ministros y en las decisiones de su Ministerio, porque en justicia tenemos mucho temas sin resolver y un empujón se lo merecen los asturianos en pro de resolver las comunicaciones de nuestra tierra”, subrayó.

Por otro lado, la presidenta se refirió al papel y la figura de la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, y recordó la imagen con el Plenario del Congreso en pie “en una ovación cerrada a su gestión realizada en los últimos años”.

“La labor de Cospedal fue refrendada por toda la militancia y compromisarios del PP de España; es una mujer muy querida y muy admirada, inteligente, trabajadora y que tiene el don de interpretar bien los acontecimientos y la política”, resaltó.

Ponencia económica.

Cherines explicó también el desarrollo de la ponencia de Política y Estatutos, que dirigió junto al vicesecretario de Organización, Fernández Martínez Maillo.

“Desgranamos un buen número de enmiendas, luego de incorporar muchísimas, ya que de más de mil se debatieron algo más de un centenar, de compromisarios que decidieron mantenerlas vivas”, manifestó.

La presidenta indicó que dio respuesta a buen número de enmendantes, con el objetivo de aunar el mayor número de voluntades en torno a una ponencia que “debe ser de todo el PP de España, con criterios generales que inspiren nuestro modo de ver la política”.

“Por tanto, propuestas absolutamente radicales, que tengan prohibiciones taxativas, que no sirvan para gestionar de forma flexible el día a día del partido nos parecía que no se deberían incorporar al texto”, indicó.