“Los electores nos reconocen en la austeridad del gasto público, la reducción de impuestos y las conductas ejemplares; la autocomplacencia injustificada paraliza el avance”, afirma la presidenta del PP de Asturias

La presidenta del Partido Popular de Asturias, Mercedes Fernández, ha llamado a la “reflexión” en su análisis de los resultados de las elecciones autonómicas y municipales en Asturias, realizado en su intervención inicial en el Comité Ejecutivo Autonómico del PP, celebrado en Oviedo. En él, felicitó a los candidatos del PP que obtuvieron la mayoría absoluta en sus concejos, así como a aquellos que, habiendo ganado las elecciones, necesitarán de pactos para gobernar.

“Los electores nos reconocen en la austeridad del gasto público, la reducción de impuestos y las conductas ejemplares y sin mácula”, afirmó la líder del PP. La presidenta también lamentó que, tras los resultados obtenidos, el Partido Popular asturiano se haya quedado sin la posibilidad de obtener un senador por designación autonómica, siendo para el PSOE los dos que corresponden al Principado, algo que nunca había ocurrido hasta la fecha al primer partido de la oposición.

La asignación de estos dos escaños en la Cámara Alta se hace al aplicar el sistema de mayor media o D'Hont al número de miembros de los grupos parlamentarios. El PSOE ha obtenido 20 diputados y el PP, 10. 

Mercedes Fernández, ante la "excesiva diferencia" con el PSOE, expuso que el resultado electoral “no ha sido bueno”. “Todo lo que es sumar es ganar, pero todo lo que es retroceder es perder”, aseveró. El voto exterior ha confirmado esa tendencia.

"Hay expertos en comunicación política que dicen que la mejor campaña es aquella que es difusa; yo estoy en desacuerdo, hay que escoger cuatro o cinco temas, de forma machacona si me permitís expresarlo así, e ir marcando la agenda política de Asturias", razonó, en asuntos como “la eliminación del Impuesto de Sucesiones”.

A nivel nacional y sobre los resultados del PP, la presidenta aseguró que los últimos resultados han supuesto un avance respecto al "batacazo" de las últimas elecciones generales, pero “la autocomplacencia injustificada paraliza el avance", añadió, insistiendo en la necesidad de reflexionar sobre lo ocurrido para mejorar.