La presidenta del Partido Popular, Mercedes Fernández, mostró hoy todo el apoyo y solidaridad del partido con los más de 300 trabajadores de la planta avilesina de Alcoa, que hoy realizan una marcha entre Avilés y Oviedo en defensa de la continuidad de la empresa.

Mercedes Fernández, que participa en Sevilla en la Interparlamentaria del PP, y en nombre y representación también de la delegación de parlamentarios asturianos que asisten al encuentro, destacó que el Partido Popular respalda a la plantilla de Alcoa y a sus familias en la defensa firme de sus empleos y de sus justas reivindicaciones, ante la gravísima noticia para Asturias del cierre de la planta que la empresa tiene en Avilés.

La presidenta garantizó que el PP hará todo lo que esté en sus manos para conseguir evitar un cierre que supone un duro golpe para la comarca avilesina y para toda la región, y pidió a las instituciones y agentes sociales el máximo empeño para lograr el mantenimiento de la actividad de la empresa.

La líder del Partido Popular lamenta profundamente que las incertidumbres creadas por el Gobierno socialista de Pedro Sánchez y sus pésimas decisiones en la política energética nacional estén sembrados serias dudas sobre el futuro de la vital industria asturiana, y la zozobra entre sus trabajadores.

No se puede obviar que 20.000 empleos en Asturias dependen de las industrias electrointensivas radicadas en la región, por lo que es imprescindible poner fin a la irresponsabilidad de la ministra socialista de Transición Ecológica, de muy graves y esperemos que no irreversibles consecuencias para Asturias.