Mercedes Fernández afirma que hará "todo lo posible" para que Casado llegue a La Moncloa, cree que iniciativas que "emborronan" son "una equivocación", recuerda que fue elegida presidenta por más del 90% de la militancia y destaca su compromiso con el PP

La presidenta del Partido Popular de Asturias, Mercedes Fernández, afirma que la visita al Principado del presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, ha resultado "irrelevante" desde el punto de vista político dado que se limitó a "hacer discursos" en lugar de a comprometerse con el futuro del Principado.

"Ha venido de turismo político", aseveró la presidenta, tras apuntar que el compromiso del PSOE con Asturias "no sólo deja mucho que desear", sino que las políticas que desarrolla el Gobierno estatal socialista son "absolutamente contrarias a los intereses generales de nuestra región”. Como ejemplos, señaló la obsesión del Ejecutivo de Sánchez contra el carbón, mediante el proceso de transición energética; o unas políticas industriales "que no acaban de cuajar en Asturias" como en el caso de la multinacional del aluminio Alcoa, que mantiene amenazada de cierre su factoría en Avilés.

Para dejar atrás un Gobierno nefasto para los intereses generales de España y de Asturias, Mercedes Fernández afirmó que hará "todo lo posible" para que el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, sea el próximo presidente del Gobierno, “al igual que hice con José María Aznar y con Mariano Rajoy”.

Presunción de inocencia

De cara a lograr ese objetivo, "todas las iniciativas que emborronen" constituyen "una equivocación en sí mismas", consideró Mercedes Fernández. “Tengo en Luis Venta la misma confianza que Pablo Casado tiene en su secretario general, Teodoro García Egea”, sentenció, una persona “veraz, comprometida y ejemplar", con un compromiso y un comportamiento "irreprochables".

“Nuestro partido es el de la libertad y la transparencia, es de perogrullo decir que se deba respetar el principio de presunción de inocencia", apuntó; "siempre he mirado por los intereses de este partido”, continuó la presidenta en su declaración ante los medios de comunicación.

“Defiendo y creo en el sistema de primarias y, por escrupulosidad democrática y respeto a la militancia, es bueno cumplir los discursos que se pronuncian a favor de este sistema”, añadió, no sin antes recordar que al último congreso del PP celebrado en Asturias -en el que debutó este sistema que, más tarde, se utilizó en el congreso del que resultó ganador Pablo Casado-, concurrió "libre y legítimamente" junto a otros candidatos en un proceso "democrático, irreprochable y transparente".

Por eso, razonó, “no hay una sola razón" para alterar el compromiso con un sistema que, en el caso del Principado, se resolvió con un apoyo masivo de la militancia a Mercedes Fernández.

"Mi compromiso y mi hoja de servicios es limpia en muchos años de su militancia. Los demás que hablen por ellos, mi hoja de servicio habla por mí”, apostilló.