El diputado regional del Partido Popular Pedro de Rueda, portavoz de Cultura, ha denunciando, tanto en rueda de prensa como en la Junta General del Principado, que el Museo de Bellas Artes de Asturias está abandonado e ignorado por el Gobierno regional socialista, a pesar de ser una de las principales pinacotecas de España y que podría constituir un foco de primer orden para crear riqueza y empleo.

Pedro de Rueda y la concejal popular del Ayuntamiento de Oviedo María Ablanedo ofrecieron una rueda de prensa, en el mismo Museo, para exigir que la instalación se ponga en valor y se de solución a los graves problemas de financiación y seguridad que sufre. El parlamentario popular planteó la posibilidad de que se comience a cobrar la entrada, garantizando siempre el libre acceso a la cultura manteniendo la gratuidad en determinados días y para ciertos colectivos, como el de los parados.

“Nadie quedaría fuera del Museo por motivos económicos, pero el Bellas Artes tiene tremendos escollos económicos, porque, por ejemplo, no cuenta con ningún conservador y carece de fondos para la adquisición de obras”, subrayó De Rueda. El Museo de Bellas Artes de Bilbao, por ejemplo, tiene tres conservadores. 

Asimismo, señaló que la segunda fase de la ampliación prevista es urgente, ya que, por ejemplo, no se pueden utilizar los almacenes por la falta de montacargas, y consideró imprescindible contar con un salón de actos.

“La única respuesta del Principado es de nuevo muchas palabras y ningún hecho, y no se puede tener al Bellas Artes en barbecho permanente”, censuró.

Pedro de Rueda denunció que “está todo totalmente parado”, y criticó las incongruencias del Ejecutivo regional, que en el caso del Museo de la Sidra de Nava ha eliminado el único día de acceso gratuito a las instalaciones.

El parlamentario popular quiso agradecer “el trabajo encomiable de los profesionales del Museo, pero se necesita algo más que ilusión, ganas y saber, se necesita que te apoyen y se financien una serie de necesidades que siguen sin cubrir”.

“Se debe apostar firmemente por el Museo de Bellas Artes para que sea referente cultural, por supuesto, pero también turístico, porque hay una ausencia total de enfoque turístico”, resaltó.

Argumentos que llevó al hemiciclo del Parlamento asturiano para enfado del consejero de Educación y Cultura, al que afeó "la falta de partidas" para el Museo de Bellas Artes y el hecho de que el Principado llevase desde 2011 sin adquirir nuevos fondos. "Estamos ante una de las mejores pinacotecas de España", incidió, "pero no es el país de las maravillas". 

Y no lo es, según De Rueda, por culpa del gobierno regional, que no da al Museo de Bellas Artes el tratamiento que se merece. El portavoz del PP en materia de Cultura insistió en la conveniencia de empezar a cobrar entrada "como una fomra de buscar la excelencia", y siempre vinculando los fondos obtenidos a la conservación y mejor calidad del museo.