· El secretario general del Partido Popular subraya que el coste del kilómetro de este proyecto supera ya al de la Variante de Pajares. · Critica duramente al viceconsejero de Infraestructuras por anunciar que el nuevo convenio estaría firmado en septiembre de 2020.

 El Secretario General del Partido Popular y diputado regional Álvaro Queipo ha confiado esta mañana en que el nuevo retraso en las obras del soterramiento de las vías de Feve en Langreo “no esconda intereses electoralistas”, ya que las fechas previstas para la finalización del proyecto se sitúan, tras esta nueva demora, entorno a las próximas elecciones municipales y autonómicas. “Esperamos que no sea un juego táctico del PSOE para hacer encajar su inauguración con el periodo electoral”, añadió.

Queipo se ha pronunciado así tras mantener esta mañana una reunión con la Plataforma por el Soterramiento de las vías de Feve en Langreo, a la que también han asistido la portavoz municipal del PP en Langreo, María Antonia García; el presidente del PP langreano, Rafael Alonso y el coordinador comarcal de los populares, José Manuel Pimentao.

El popular ha recordado que se trata de un proyecto del que se habló por primera vez en 2002 al incluirse en la firma del convenio marco de los Fondos Mineros durante el Gobierno de José María Aznar. Es decir, casi veinte años de retraso, en una obra cuya presupuesto, que se estima en más de 120 millones, subraya el popular, “se ha disparado ya de tal manera que el coste del kilómetro es ya superior al del kilómetro de la Variante de Pajares”.

La necesidad ahora de que se firme un nuevo convenio por las modificaciones incorporadas por el Ministerio de Hacienda retrasan nuevamente el plazo de finalización de la misma a como mínimo 2022. “Queremos conocer el impacto en la programación de esta nueva demora y donde se va a situar la finalización de la obra”, insistió Queipo, quien recordó que el viceconsejero de Infraestructuras, Jorge García, adelantó que en el pasado mes de septiembre se firmaría el nuevo convenio.

“Si yo fuese el consejero de Infraestructuras pediría el cese de García porque no se puede jugar con la esperanza de la gente haciendo anuncios que no se pueden cumplir, o lo que es más reprochable, haciéndolos a sabiendas de que no se van a cumplir”, sentenció el popular.

Por otra parte, recordó que el Gobierno de Mariano Rajoy incluyó en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 una partida de 20 millones de euros para ejecutar la superestructura necesaria para permitir la explotación de las vías.

Esos fondos, agregó Queipo, estaban contemplados en los Presupuestos prorrogados por el Ejecutivo de Pedro Sánchez “pero no se ejecutaron y a día de hoy seguimos esperando que alguien en el PSOE asturiano nos responda dónde están esos millones, aunque mucho nos tememos que se hayan ido a completar infraestructuras en otras comunidades autónomas para pagar favores políticos”.

Así, emplazó al consejero de Infraestructuras, Alejandro Calvo, a resolver esta duda.

 

Falta de voluntad política

Por su parte, el portavoz de la Plataforma, David García, culpó del retraso a todas las administraciones implicadas en el proyecto: “al Ayuntamiento de Langreo por su pasotismo, al Principado por ser cómplice del Gobierno central; al Ministerio de Fomento por engañar a los ciudadanos y a Adif por no hacer el aprovisionamiento de gastos aprobado”. Para García se trata de una “falta de voluntad política clara” por parte de todas las administraciones responsables.

La portavoz municipal del PP de Langreo indicó, por su parte, que desde el PP no pondrán ninguna pega a la firma del nuevo convenio pero subrayó que “a día de hoy desconocemos el texto modificado” y confió en que los únicos cambios que incluyan sean la modificación en la firma por tratarse de un nuevo consejero y las anualidades “esperemos que no haya sorpresas”.