La presidenta muestra el apoyo del PP a los trabajadores de la subcontratas de la minería, denuncia la "complicidad de lujo" de la ministra Ribera en el cierre de las térmicas y alerta de que con el texto actual "no es posible la pervivencia de Hunosa"

“No nos vamos a callar y vamos a tratar de defender los puestos de trabajo, el modelo productivo y una transición justa, pero con hechos, no de palabras”. La presidenta del Partido Popular de Asturias, Mercedes Fernández, es así de contundente a la hora de mostrar la oposición del PP al anteproyecto de Ley de Transición Energética aprobado por el Gobierno de Pedro Sánchez. “Esperemos que se cambie, porque significa el cierre de Asturias, y los asturianos tienen que saberlo”, sentencia.

Ante esta situación, la presidenta ha avanzado su propósito de “auspiciar en Asturias un acuerdo fuerte, que recoja las necesidades de la minería, tanto pública como privada, en defensa de algo tan importante como las térmicas y el carbón”.  

Mercedes Fernández realizó estas declaraciones a los medios de comunicación en un receso de su encuentro, en la Junta General, con representantes de trabajadores de las subcontratas de la minería en el occidente asturiano, reunidos en la Plataforma Santa Bárbara. “Ellos también tienen derecho a una respuesta y sentirse representados en un acuerdo sobre la minería del que, por el momento, están expulsados, porque la ministra lo quiso así”, subraya la presidenta.

"Nos van a dejar limpios, pero de riqueza, empleos e iniciativas"

A juicio de la líder del PP de Asturias, las leyes verdes de la ministra socialista Teresa Ribera “nos van a dejar limpios, pero de riqueza, empleos e iniciativas”. Anteproyectos y acuerdos con las centrales sindicales “celebrados irresponsablemente a bombo y platillo por la ministra”, pero que “no representan al conjunto de los trabajadores del carbón en Asturias”, recuerda.

La presidenta alertó que, con el anteproyecto de Ley actual diseñado por la ministra, “no es posible tampoco la pervivencia de Hunosa”. “Esperamos que en el texto haya modificaciones muy profundas porque, tal y como está concebido, Asturias cierra, porque cambia nuestro modelo productivo y se hace de una forma absolutamente despiadada, a 31 de diciembre. No hay transición justa, amable o adecuada, eso toda palabrería socialista para engañar a los asturianos”, denunció.

Mercedes Fernández afirmó, con claridad, que “el ministro Nadal fue un buen defensor del carbón, porque se plantó y puso en su sitio a las empresas que querían cerrar”. “La actual no sólo no les planta cara, sino que es cómplice de lujo, desde el ministerio, del cierre acelerado de las térmicas y, por tanto, del carbón”, sentenció.