Nuestra presidenta Teresa Mallada junto a Ana Pastor Julián, vicesecretaria de Política Social del Partido Popular, y la diputada regional responsable de Sanidad, Beatriz Polledo

Intervención Teresa Mallada

Hoy constituimos la Comisión de Estudio de Sanidad del Partido Popular de Asturias y lo hacemos acompañados por la vicesecretaria de Política Social del Partido Popular, Ana Pastor.

No podemos tener una mejor ‘madrina’ para poner en marcha esta Comisión.

Como todos sabéis, Ana es además de una de las mejores políticas de nuestro país, licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Salamanca y fue ministra de Sanidad en el Gobierno de José María Aznar.

Sin duda, nadie mejor que ella para dar el pistoletazo de salida oficial al inicio de los trabajos de esta Comisión.

Creo sinceramente que nunca hasta ahora habíamos sido tan conscientes de la relevancia de contar con unos servicios sanitarios de calidad, robustos y profesionalidades.

Hace ya un año que convivimos con una pandemia que ha costado solo aquí, en Asturias, más de 2.000 vidas y graves daños para la salud de muchos ciudadanos que aún hoy luchan contra las secuelas del virus.

El coronavirus es una amenaza global, es cierto, pero la gestión, en lo que se refiere a España, es autonómica.

En Asturias estamos aún superando la tercera ola de esta pandemia la esperanza de superar esta crisis por el inicio de la vacunación.

En este sentido, lo que se haga en los próximos meses es crucial para poner fin a esta pesadilla y desde aquí, animo a todos los asturianos a acudir a inmunizarse cuando sean llamados a hacerlo.

Y de ahí la importancia que tiene contar con unos protocolos claros de vacunación, sujetos a control y con absoluta transparencia.

Es vital que se priorice a los profesionales de los servicios sociosanitarios y sociales, a los más vulnerables y a las personas mayores y a los dependientes, sea cual sea su grado de Dependencia.

Lo cierto es que hasta la fecha los objetivos no se han cumplido.

Desde el Gobierno del Principado se ha anunciado el inicio en las próximas semanas de las vacunaciones masivas.

Para que esta campaña tenga éxito y sea afectiva, necesitamos que se cumplan dos supuestos: que lleguen al Asturias vacunas suficientes y que se haga una buena planificación de la campaña, que permita cumplir los objetivos.

En lo que respecta al número de vacunas, las previsiones de la Consejería de Salud no se han cumplido. Asturias no ha recibido las dosis suficientes para mantener un ritmo óptimo de inmunización.

En lo referido a la planificación de la campaña de vacunación masiva, desde el PP proponemos que se lleve a cabo a través de la colaboración público-privada.

El objetivo es claro, intensificar la vacunación para ganar tiempo al virus y conseguir en el menor tiempo posible la inmunidad de rebaño.

No cabe la ideología cuando estamos hablando de salvar vidas y paliar la grave crisis económica y social derivada de la pandemia.

Y aunque lo prioritario ahora es combatir el coronavirus, no debemos olvidarnos del resto de enfermos y dolencias. 

com salud 1

Desde el PP, nuestra diputada responsable de Salud, Beatriz Polledo, lo ha denunciado en numerosas ocasiones, ya antes de la irrupción de la pandemia, hablar de la sanidad pública asturiana era de LISTAS DE ESPERA en todos los niveles asistenciales; una situación que se ha agravado en el último año. 

Y aquí de nuevo, apelamos al Ejecutivo regional para que alcance acuerdos con la red sanitaria privada para atajar estas inasumibles y crecientes listas de espera.

Hace unas semanas, la presidenta de la Asociación Española contra el cáncer en Asturias alertaba de la preocupación derivada de la pandemia en muchos pacientes oncológicos por la suspensión y los retrasos en la realización de pruebas diagnósticas y revisiones.

Y es que el decreto socialista de garantías de tiempos máximos de esperas sanitarias que entró en vigor hace prácticamente dos años es un fracaso absoluto, y se incumple sistemáticamente.

Es una nueva tomadura de pelo para los asturianos del Gobierno de la propaganda.

La fata de revisiones, los retrasos en las pruebas diagnósticas y en las citas con los especialistas están siendo la tónica general y esto ha originado que se esté expulsando a pacientes del sistema sanitario público y un aumento de la contratación de seguros privados.

Tampoco ayuda a conseguir una Sanidad de Calidad la generalización de la atención telefónica y hay muchos asturianos que reclaman la vuelta a la presencialidad.

Desde el PP somos conscientes de la virulencia del virus, pero el Gobierno de Adrián Barbón debe dejar de esconderse detrás de la pandemia y empezar a gestionar, a gobernar y a solucionar los problemas de los asturianos, priorizando los servicios públicos como la Sanidad.